Razones para no casarse con antropólogos (as)


Razones para no casarse con antropólogos (as).

 

Razones para no casarse con antropólogos (as)

 

 

Llegó por correo ¿qué más da? :) :) :)

¿Por qué no? : No siempre están disponibles y se divierten a horas inusuales con personas extrañas en lugares raros; y le invitan a su casa a horas difíciles.

Recomendaciones: Si eso le molesta, usted no es candidato a ser amigo de un antropólogo (a), o trátelo simplemente como un conocido a quien usted aparenta respetar o simplemente tolera.

Ventaja: pasan muy ocupados porque si tienen empleo, el trabajo de campo con el método etnográfico quita mucho tiempo. Si no tienen empleo, están ocupados buscando trabajo o tienen varios al mismo tiempo. Además, con o sin empleo, casi todos se inclinan por tener actividades no remuneradas con las que creen que van a salvar al planeta y a la humanidad. Así que usted puede despreocuparse de tener que darles atención (pero se atiene a las consecuencias de eso porque sin atención, se olvidan de usted)

¿Por qué no?: son aventureros y viajeros, por lo que corren muchos riesgos y de pronto pueden avisar que están accidentados en una zona remota y hay que irlos a rescatar, o hacer muchos trámites para eso, o se puede recibir la noticia de que han muerto. Por esto los antropólogos (as), tienen que portar la cédula en el pantalón, para ser identificados río abajo o donde sea que aparezca el cadáver.

Recomendaciones: decirles que no le llamen a usted para esos menesteres. No viaje con ellos si no le gusta correr riesgos, comer mal y dormir mal.

Ventaja: pueden desaparecer de su vida simplemente por las vicisitudes de la naturaleza o del oficio y usted no se sentirá culpable.

¿Por qué no? : Generalmente están fatigados de tanto trabajo y andarla pellejeando, y regresan extenuados y enfermos de hacer trabajo de campo.

Recomendaciones: Déjelos dormir, que se curen las heridas y salpullidos, y recomiéndeles que se desparasiten.

Ventaja: Al recuperarse, estará listo (a) para cualquier cosa y lo más probable es que tenga muchas ganas de tener sexo. Los antropólogos (as) tienen fama de ser buenos (as) en la cama. Pruebe.

¿Por qué no?: Son los más sociales de los profesionales de las ciencias sociales, por lo que tienen muchas amistades y es fácil que se enteren de su vida aunque usted no les cuente nada. Como tienen muchas amistades puede ser que no profundicen en ninguna o lo dejen plantado sin avisar o que se olviden de usted rápidamente.

Recomendaciones: Decidir si le cae bien o mal y salir huyendo si le cae mal.

Ventaja: Si le cae mal, esa característica es conveniente porque es fácil que deje de joderlo porque el antropólogo (a), se ocupará de sus otras amistades. Si a usted le cae bien ese antropólogo (a) y el sentimiento es mutuo, usted será amigo de sus amigos y así de su red social, intereses y hobbies se ampliará. Se adaptan a todo tipo de ambiente. Cuentan anécdotas interesantes y vacilonas de sus viajes. Aprenden recetas de todas partes, conocen cantinas baratas en todos lados, saben detalles de muchas religiones y participan en cualquier tipo de ritual como el más devoto de todos, hasta en los que haga su familia política en las efemérides acostumbradas en su familia. Son tan sociables que toleran las conversaciones tontas de sus parientes, y si no las toleran, saben cómo escaparse de ellas sin ofender. Todo lo anterior es cierto en el caso de los antropólogos (as) practicantes de la etnografía y el trabajo de campo.

¿Por qué no? : Suelen ser desordenados y la mayoría viste mal o no les importa su apariencia física ni la ropa que anden puesta. Parecen hippies o chancletudos o indigentes.

Recomendaciones: Dejarles un espacio en la casa sólo para ellos y nunca entrar en ese cuarto. Instarlos a que se bañen y cuiden al menos la higiene personal.

Ventaja: Se ven más jóvenes de lo que son. Parecen no convencionales o locos interesantes.

¿Por qué no?: Saben de todo un poco y se creen eruditos sobre todas las culturas del mundo y de casi cualquier tema, lo cual puede hacerlos pedantes y esnobistas, lo cual se ve ridículo en alguien mal vestido que huele mal.

Recomendaciones: Hágales creer que a usted le interesa aprender de ellos (as) y decida si escucha o sale corriendo.

Ventaja: Aprenderá de todo un poco aunque sólo le sirva para socializar y contar chistes interesantes en fiestas con otros profesionales.

¿Por qué no?: Dicen que no se quieren casar y puede que no sea cierto.

Recomendaciones: Conózcalos (as) por un tiempo medianamente largo para corroborar que lo que dicen es cierto o no.

Ventaja: Si usted es hombre, se sentirá atraído por una mujer que diga que no se quiere casar (pero no le crea de inmediato) y la pasará muy bien si eso es cierto. Si usted es mujer y se quiere casar, un antropólogo no es recomendable para usted, a menos que sea usted también antropóloga o de una profesión afín o de temperamento similar y que sea muy pero muy tolerante de las excentricidades de los antropólogos.

Anuncios

Un comentario en “Razones para no casarse con antropólogos (as)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s