19 de Septiembre de 1985


Arturo Robles Contreras

Recordando el 85.

Tely y Miliano mis hijos, se hicieron adultos ese año de 1985, es decir a la edad de 14 y 15 años. Durante 25 días trabajaron incansablemente en acopio y distribución de víveres, para los damnificados, inclusive Arturo sin saber por qué y para qué, recogía dinero en los vagones del metro mientras Mily cantaba, dinero que usaban para comprar víveres.

El terremoto ocurrió en el centro del la ciudad muy cerca de nuestra casa. 7.19 y un máximo de 8.1 grados sacudieron a los capitalinos la mañana del 19 de septiembre de 1985, derribando estructuras, viviendas, escuelas y hospitales. El viernes 20 vendría una gran réplica entre cientas más.

Fuimos testigos y partícipes de cómo la población civil organizó estaciones de auxilio, y centro de rescate. Tomó las piedras con sus manos y empezó el rescate de los suyos. Otras tantas iniciaron el acopio de alimentos, mantas, linternas, cascos. En vehículos particulares se trasladaban a los heridos Líneas de personas movían medicamentos para ser inspeccionados para después ser suministrados. Cruces dibujadas con un color rojo sobre papel eran suficientes para identificar personal o locales de auxilio.

Tres días pasaron para que el gobierno de Miguel de la Madrid hablara a la nación. Nunca entendió la magnitud de lo sucedido y de la respuesta organizada de quienes estábamos en marcha. Universidades, escuelas, centros religiosos se pusieron a trabajar. Días más tarde llegó el ejército y solo resguardaba calles y edificios públicos. Poco hizo para ayudar.

En lo personal con ayuda de trabajadores de DINA, encabecé una brigada de 10 personas que durante 30 días dimos servicio en hospitales del Centro Médico Nacional, en  instalaciones emergentes a los edificios que quedaban en pie.

Días tristes y amargos que duran toda una vida y que sin embargo te permiten darte cuenta  que miles de compatriotas ayudaron a salvar y rescatar a sus semejantes, héroes anónimos que aún perduran en mi mente.

(Mi padre escribe estás líneas a 27 años del terremoto que cambió nuestras vidas. Como familia Irma, Arturo, Tely, Arturo y yo lo enfrentamos juntos, y juntos salimos a ayudar a nuestros vecinos de ciudad. Recuerdo que con mi padre recorrimos La Roma y Condesa. Ahí dónde ahora hay edificios nuevos yo veo un derrumbe.1985 fue un despertar doloroso a una ciudadanía que debía enfrentar sin el gobierno sus problemas. Un pensamiento para amigos y familiares que se partieron en ese año. Me quedo con el valor, el coraje y la solidaridad chilanga de esos días) Jesús Robles Maloof

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s