Jenaro Villamil

Jenaro Villamil

En 1967, como estudiante de historia en Cambridge, Salman Rushdie descubrió los versos satánicos del Corán. No era una ficción. Documentos históricos incompletos relataban que Mahoma, el Profeta, bajó a la montaña un día y recitó la sura número 53, titulada La Estrella. El Diablo le jugó una mala pasada. Se le presentó en forma de arcángel y le transmitió unos versos que no eran divinos, sino satánicos, y debían eliminarse del libro sagrado del islam de inmediato.

El ángel le llevó unos nuevos versos de parte de Dios que debían sustituir a los versos satánicos. “Y de este modo se depuró de la Recitación la obra del Diablo. Pero ciertas dudas perduraron: ¿Por qué Mahoma aceptó inicialmente la primera revelación ‘falsa’ como buena? ¿Y qué ocurrió en La Meca durante el periodo entre las dos revelaciones, la satánica y la angélica?”, nos relata Salman Rushdie en la…

Ver la entrada original 653 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s