Prosa a Venado. Dalia Osiris Jiménez C


Prosa a Venado.
06/10/2012

Dalia Osiris Jiménez C

Duna,
donde trina
el canario rojo;
pedazo de oasis
 que me vio crecer,
¿Que si soy poeta de arrojo?
De amor y lujo cantaré…
¡Espera!
Deja que entone
la canción alegre
de aquel pueblito
que en mi sino encontraré…
En aquella orilla florida
el gran paria dejó caer
versos en tiernas hojas
desde un verde anochecer.
Y donde hubo desierto
brotó un venero,
y tras la lluvia
brotó el nogal;
y ahí vivo yo,
donde un manantial
 parte al pueblo,
donde un artesano
dibuja lienzos
de arenisca rosa
barro tibio
y de durazno
flor de piel…
Donde Hidalgo
y sus caudillos
en su largo recorrido,
en valientes alaridos
forjaron simiente
de una patria independiente
que planeaba acontecer.
San Sebastián,
tus aguas dulces
un venado bajó a beber;
breva sagrada,
éxtasis de miel,
membrillo y biznaga,
rosa de castilla,
pera prohibida
granada bendita,
 esos Barrios míos
 ya te miran florecer;
y los pies
de la Virgen María
caminan cada día
en tu verde acontecer.
Venado,
 extensión del altiplano
de San Luis Potosí.
Patrón de la nuez,
sublime bocado;
Mazatepec añorado
de Don Juan Escanamé;
de fundación tlaxcalteca
de corazón guachichil…
¿Cómo pides que así,
sin más pena ni gloria
ande yo olvidándome tí?.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s