Jenaro Villamil

Jenaro Villamil

Chichen Itza Fin del MundoSi hace 65 millones de años la Península de Yucatán fue el epicentro de un meteorito extraterrestre de 10 kilómetros que se impactó en esta zona y provocó el fin de una era geológica y la extinción de los dinosaurios, este diciembre de 2012 un asteoride virtual, generado por la cultura milenarista propia de internet y divulgada en los medios masivos, provocó una oleada de interés y turismo apocalíptico por las supuestas profecías mayas.

Las falsas profecías le atribuyen a la cultura maya haber pronosticado el “fin del mundo” o “el inicio de una nueva era” al cumplirse el ciclo del 13 Baktún (un Baktún son 20 katunes equivalentes a 144 mil días), equivalente a 5,125 años que coinciden en el calendario gregoriano con el 21 de diciembre de 2012.

Desde finales de los años ochenta, José Argüelles escribió un texto titulado El Factor Maya, un Camino Más…

Ver la entrada original 961 palabras más

Anuncios

¿QUIEN MATO AL AMOR?

¿QUcorazon-dice-te-amo-mi-amorIEN MATO AL AMOR?

Por MundoAmor.es el 7 diciembre, 2012
quien-mato-al-amor

¿Quién mato al amor?

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que ODIO, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a todos sus súbditos a una reunión urgente.

Vinieron de todas partes del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión, con curiosidad por saber cuál era el propósito.

Cuando estuvieron todos reunidos, ODIO se puso de pie y dijo: Los he reunido a todos porque deseo con todo mi corazón matar alguien. Los asistentes no se extrañaron mucho pues era ODIO quien les estaba hablando y él siempre quería matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quien era tan difícil de matar para que ODIO, los necesitara a todos. Quiero voluntarios que maten al odioso AMOR, dijo. Muchos sonrieron, ya que casi todos querían hacerlo de una u otra forma.

El primer voluntario fue “Mal Carácter”. Yo iré y les aseguro que en un mes, AMOR habrá muerto. Provocaré tal discordia e ira que no lo soportará, les dijo a todos.

Al cabo de un mes se reunieron otra vez para escuchar lo sucedido, pero “Mal Carácter” tenía malas noticias. Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, AMOR la superaba y salía adelante, les dijo.

Fue entonces cuando, se ofreció “Ambición” que haciendo alarde de su poder dijo: En vista de que “Mal Carácter” fracasó, iré yo. Desviaré la atención de AMOR hacia el deseo por la riqueza y el poder, y no podrá vencer la tentación. No fallaré.
“Ambición” inició el ataque hacia su víctima, quien efectivamente cayó herida, pero después de luchar ferozmente, renunció a todo deseo de poder y triunfó.

ODIO se enfureció por el fracaso de “Mal Carácter” y “Ambición” y decidió enviar a “Celos”, quien burlón y perverso inventaba toda clase de artimañas y situaciones para despistar y llenar de dudas y sospechas infundadas a su adversario AMOR. Pero este no tenía ninguna intención de morir, y con valentía y fortaleza lo venció.

Año tras año, ODIO siguió en su lucha y envió a sus más hirientes compañeros: “Frialdad”, “Egoísmo”, “Indiferencia”, “Pobreza” y a muchos otros, pero todos fracasaron, porque cuando AMOR se sentía desfallecer, tomaba de nuevo fuerzas y todo lo superaba.
ODIO, convencido de que AMOR era invencible les dijo a los demás: Nada se puede hacer, hemos perdido la batalla. AMOR lo ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo hemos logrado.

De pronto, de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, su rostro era poco visible, por lo que nadie lo reconoció. Con voz muy firme y con mucha autoridad, dijo: “Yo me encargaré de AMOR”

Confundido, pero con mucha alegría, ODIO dijo: Ve y hazlo.

Tan sólo habían pasado unos días cuando ODIO volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que después de mucho esperar por fin: AMOR había muerto.

El sentimiento poco conocido se puso de pie, se dirigió a los presentes y les dijo:
Ahí les entrego el cuerpo sin vida de AMOR. Está muerto como deseaban todos ustedes, y sin decir nada más se marchó.

Espera dijo ODIO: ¿Cómo has podido vencerle en tan poco tiempo? ¿Acaso no hizo el menor esfuerzo para sobrevivir? ¿Quién eres tú?

El sentimiento mostró por primera vez su horrible rostro y dijo: “Soy LA RUTINA”.

“La rutina es el peor enemigo del amor humano, pero déjame decirte que hay un AMOR, que ni el tiempo, ni la distancia, ni siquiera un sentimiento de maldad puede matar, porque ese amor es incondicional y eterno, no tiene principio ni fin, ese amor es el AMOR DE DIOS”

Roblesmaloof's Blog

Distrito Federal, a una semana de tu injusta prisión.

Estimada Mariana:

Mañana es un día importante, para ti, para tu familia, para mi y para el país. Hoy venía en el metro rumbo a casa y vi como jóvenes de tu edad subían y bajaban entre risas. Listos para la fiesta. Agrupaban felicidad.

¿Qué es lo que tiene que pasar en un país para que el gobierno ordene la detención de quienes contigo recitaban trabalenguas y se proponían a expresar libre y pacíficamente sus ideas el pasado 1 de diciembre? Hoy no estás con tu familia, tampoco de fiesta como deberías.

Cumples una semana de dormir en una fría loza, cobijada por tus compañeras, pero temporalmente abatida por la injusticia  Debes saber que tu madre, tu padre y familia, tu novio, Sofía y demás amigos han hecho todo lo humanamente posible para tu liberación. Cuentas con un gran equipo. Guadalupe, Fernanda…

Ver la entrada original 404 palabras más

La sinfonía de diciembre: Publicado el 19 de Diciembre de 2012 por Mora Torres

La sinfonía de diciembre

Publicado el 19 de Diciembre de 2012 por Mora Torres

Un poeta que ha escrito “sinfonías” (Cantos del atardecer), cuya vida prometo narrar en breve -una vida sorprendente y fantasmal para el más grande de los líricos (La poesía lírica)- es Oscar W. de Lubisz Milosz. Es el Poeta Nacional de Lituania.
La Navidad (Origen y procedencia de la Navidad), los conocimientos herméticos, la magia blanca, las misas de gallo, el judaísmo y su profunda teología, todo mezclado con la infancia en la casa del príncipe de Grodno, tienen que ver con Milosz (Principales corrientes hermenéuticas).

Copio apenas un verso:

_”Es el tercer día”_. Y yo me estremecí, porque la voz
venía de mi corazón. Era la voz de mi vida.

El fabuloso país de la infancia de Milosz tiene que ver con todas las infancias (La felicidad), por eso me permito anoticiarlos, una vez más, de un bello suceso de la mía:

El pesebre viviente desde lo alto

Yo era una gordita de trenzas claras y mejillas rosadas, tímida como un bambi (Cuentos y fábulas infantiles).

Trajeron una escalera de bomberos para que pudiera trepar a ese árbol inmenso llamado paraíso (Manifiesto del árbol que sueña ser poema).

Las tablas de la escalera estaban demasiado separadas para mí.

Puse un pie, y me pisaba el traje blanco. Me pesaban las alas enormes que habían atado a mi espalda (Los humanos, los Ángeles, lo desconocido y lo que falta por conocer).

No entiendo cómo no me caí; llegué hasta la copa, hasta lo más alto de lo alto con una voluntad que hoy todavía me envidio. Me tomé de las ramas, me acomodé las alas, puse mi cara más adorable entre las hojas. Sentía que era un ángel, un poco vacilante entre el pie izquierdo y el derecho, que además calzaban botas nuevas.

 

Vi el anochecer  de verano; bajé la vista y allá lejos estaba mi hermano mayor, Carlos, es decir San José, y se apoyaba en el bastón de mi abuelita.

La Virgen María era una vecinita de casa, esbelta, morena y linda. Su túnica oscilaba entre el celeste y el rosado, no sé si eran las luces.

Mi hermano menor, Pato, era un pastorcito que les indicaba el camino a los Reyes Magos, y los Reyes Magos eran sólo unas sombras a las que había que atribuirles vida por obra de una imaginación iluminada por la niñez y por la dulzura de la fecha.

En el centro dormía el Niño Dios.

Como ángel, yo no desconocía que las verdades tienen dos mitades. Sabía muy bien que el Niño Dios era mi hermana de pocos meses, María del Huerto, con su cabeza redonda y afeitada.

Aparte yo, aun como ángel, creía en este pesebre viviente que se representaba en el patio de la parroquia Nuestra Señora del Rosario en la ciudad de Santa Fe, un 24 de diciembre del siglo pasado, pero muy pasado.

Las estrellas eran verdaderas, una verdad indiscutible. Y tan mágicas que pintaban el cielo color azul eléctrico. Tan mágicas que aunque después me contaron que algunas están muertas, igual siguen alumbrando para toda la vida.

Y esto es muy cierto. A veces, cuando me siento “feliz porque sí” y me pregunto por qué sí, la primera imagen que aparece es la del cielo de esa noche y un par de alas y abajo ese pesebre donde nacía un niño que no era el Niño Dios, y además era niña, aunque todo parecía real, real como cualquier sueño.

Esto que cuento son instantes guardados, islas interiores, rosas ignotas, y aún sigo atesorando cosas así, y de estos tesoros soy un pirata muy rico y muy viejo, cosas tales como decir que yo no me caí de ese árbol:

Todo cayó fuera de todo, el destino atrapó los rayos de la luna, pero mis pensamientos siguieron caminando entre las ramas rotas, y hablé y reí muchísimo, toda la noche, hasta que vi que no había amanecer -lo cual no importa nada si la noche es hermosa.

Envío

En el árbol de los secretos de Navidad -al árbol le nacen regalos, nadie los trae, el Niño duerme y Santa Claus y Papá Noel no existen- pongo todos mis besos y mis abrazos más apretados. Reclámenlos por nombre de pila.

Mora

Libertad bajo palabra de Octavio Paz. (Fragmento)

21DIC / 2012

Libertad bajo palabra de Octavio Paz.

(Fragmento)

Allá, donde terminan las fronteras, los caminos se borran. Donde empieza el silencio. Avanzo lentamente y pueblo la noche de estrellas, de palabras, de la respiración de un agua remota que me espera donde comienza el alba. 

Invento la víspera, la noche, el día siguiente que se levanta en su lecho de piedra y recorre con ojos límpidos un mundo penosamente soñado. Sostengo al árbol, a la nube, a la roca, al mar, presentimiento de dicha, invenciones que desfallecen y vacilan frente a la luz que disgrega.

Y luego la sierra árida, el caserío de adobe, la minuciosa realidad de un charco y un pirú estólido, de unos niños idiotas que me apedrean, de un pueblo rencoroso que me señala. Invento el terror, la esperanza, el mediodía — padre de los delirios solares, de las falacias espejeantes, de las mujeres que castran a sus amantes de una hora.

Invento la quemadura y el aullido, la masturbación en las letrinas, las visiones en el muladar, la prisión, el piojo y el chancro, la pelea por la sopa, la delación, los animales viscosos, los contactos innobles, los interrogatorios nocturnos, el examen de conciencia, el juez, la víctima, el testigo. Tú eres esos tres.

¿A quién apelar ahora y con qué argucias destruir al que te acusa? Inútiles los memoriales, los ayes y los alegatos. Inútil tocar a puertas condenadas. No hay puertas, hay espejos. Inútil cerrar los ojos o volver entre los hombres: esta lucidez ya no me abandona. Romperé los espejos, haré trizas mi imagen, que cada mañana rehace piadosamente mi cómplice, mi delator.

La soledad de la conciencia y la conciencia de la soledad, el día a pan y agua, la noche sin agua. Sequía, campo arrasado por un sol sin párpados, ojo atroz, oh conciencia, presente puro donde pasado y porvenir arden sin fulgor ni esperanza. Todo desemboca en esta eternidad que no desemboca.

Allá, donde los caminos se borran, donde acaba el silencio, invento la desesperación, la mente que me concibe, la mano que me dibuja, el ojo que me descubre. Invento al amigo que me inventa, mi semejante; y a la mujer, mi contrario: torre que corono de banderas, muralla que escalan mis espumas, ciudad devastada que renace lentamente bajo la dominación de mis ojos.

 Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra,

Octavio Paz 

1968

 

Rita Neri prisionera política

Imagen

Jenaro Villamil

En abril de este año, The New York Times ofreció un primer y escandaloso avance de la investigación sobre las prácticas fraudulentas de Walmart, el gigante de tiendas de autoservicio, en territorio mexicano.

La información, proveniente del ex abogado de la empresa Sergio Cicero Zapata, acusó a la trasnacional de haber sobornado por al menos 24 millones de dólares a distintas autoridades mexicanas para cumplir la meta de abrir 1 tienda por día en un año.

Cicero Zapata afirmó que los sobornos incluían a autoridades municipales del Estado de México y delegacionales del Distrito Federal, pero también a instancias federales de primer nivel.

Ver la entrada original 645 palabras más

Jenaro Villamil

¿Qué tiene Carlos Salinas que aún despierta una mezcla de fascinación y repudio entre los mexicanos? Es el Innombrable, el Chupacabras, el Mito Genial, la huelga de hambre con agua Evián, el complot perpetuo, el socialité tardío, el Padrino a la mexicana, el titiritero, el manipulador. Es, en buena medida, lo que fue Santa Anna en el siglo XIX: el que siempre retornaba para sacrificar a la patria. En vez de hacerle honores a su pierna, él se erige en guía de los incautos.

Si algo tiene Salinas es una capacidad probada para sobrevivir. Desde los tiempos en que fue secretario de Programación y Presupuesto, en los años agrios del delamadradismo era criticado por ser el artífice de los recortes en la burocracia. Era Salinas Recortari. Rencoroso, nunca perdonó que el Gordo Pesqueira Olea se burlara de sus orejas. Y lo mandó al exilio. Sobrevivió a sus rivales y a…

Ver la entrada original 936 palabras más