La sinfonía de diciembre: Publicado el 19 de Diciembre de 2012 por Mora Torres


La sinfonía de diciembre

Publicado el 19 de Diciembre de 2012 por Mora Torres

Un poeta que ha escrito “sinfonías” (Cantos del atardecer), cuya vida prometo narrar en breve -una vida sorprendente y fantasmal para el más grande de los líricos (La poesía lírica)- es Oscar W. de Lubisz Milosz. Es el Poeta Nacional de Lituania.
La Navidad (Origen y procedencia de la Navidad), los conocimientos herméticos, la magia blanca, las misas de gallo, el judaísmo y su profunda teología, todo mezclado con la infancia en la casa del príncipe de Grodno, tienen que ver con Milosz (Principales corrientes hermenéuticas).

Copio apenas un verso:

_”Es el tercer día”_. Y yo me estremecí, porque la voz
venía de mi corazón. Era la voz de mi vida.

El fabuloso país de la infancia de Milosz tiene que ver con todas las infancias (La felicidad), por eso me permito anoticiarlos, una vez más, de un bello suceso de la mía:

El pesebre viviente desde lo alto

Yo era una gordita de trenzas claras y mejillas rosadas, tímida como un bambi (Cuentos y fábulas infantiles).

Trajeron una escalera de bomberos para que pudiera trepar a ese árbol inmenso llamado paraíso (Manifiesto del árbol que sueña ser poema).

Las tablas de la escalera estaban demasiado separadas para mí.

Puse un pie, y me pisaba el traje blanco. Me pesaban las alas enormes que habían atado a mi espalda (Los humanos, los Ángeles, lo desconocido y lo que falta por conocer).

No entiendo cómo no me caí; llegué hasta la copa, hasta lo más alto de lo alto con una voluntad que hoy todavía me envidio. Me tomé de las ramas, me acomodé las alas, puse mi cara más adorable entre las hojas. Sentía que era un ángel, un poco vacilante entre el pie izquierdo y el derecho, que además calzaban botas nuevas.

 

Vi el anochecer  de verano; bajé la vista y allá lejos estaba mi hermano mayor, Carlos, es decir San José, y se apoyaba en el bastón de mi abuelita.

La Virgen María era una vecinita de casa, esbelta, morena y linda. Su túnica oscilaba entre el celeste y el rosado, no sé si eran las luces.

Mi hermano menor, Pato, era un pastorcito que les indicaba el camino a los Reyes Magos, y los Reyes Magos eran sólo unas sombras a las que había que atribuirles vida por obra de una imaginación iluminada por la niñez y por la dulzura de la fecha.

En el centro dormía el Niño Dios.

Como ángel, yo no desconocía que las verdades tienen dos mitades. Sabía muy bien que el Niño Dios era mi hermana de pocos meses, María del Huerto, con su cabeza redonda y afeitada.

Aparte yo, aun como ángel, creía en este pesebre viviente que se representaba en el patio de la parroquia Nuestra Señora del Rosario en la ciudad de Santa Fe, un 24 de diciembre del siglo pasado, pero muy pasado.

Las estrellas eran verdaderas, una verdad indiscutible. Y tan mágicas que pintaban el cielo color azul eléctrico. Tan mágicas que aunque después me contaron que algunas están muertas, igual siguen alumbrando para toda la vida.

Y esto es muy cierto. A veces, cuando me siento “feliz porque sí” y me pregunto por qué sí, la primera imagen que aparece es la del cielo de esa noche y un par de alas y abajo ese pesebre donde nacía un niño que no era el Niño Dios, y además era niña, aunque todo parecía real, real como cualquier sueño.

Esto que cuento son instantes guardados, islas interiores, rosas ignotas, y aún sigo atesorando cosas así, y de estos tesoros soy un pirata muy rico y muy viejo, cosas tales como decir que yo no me caí de ese árbol:

Todo cayó fuera de todo, el destino atrapó los rayos de la luna, pero mis pensamientos siguieron caminando entre las ramas rotas, y hablé y reí muchísimo, toda la noche, hasta que vi que no había amanecer -lo cual no importa nada si la noche es hermosa.

Envío

En el árbol de los secretos de Navidad -al árbol le nacen regalos, nadie los trae, el Niño duerme y Santa Claus y Papá Noel no existen- pongo todos mis besos y mis abrazos más apretados. Reclámenlos por nombre de pila.

Mora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s