Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.


Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

8917d7f7431c204378c212fec313d2b7

Hoy 12 de Mayo de 2015, queridas Amigas y estimados Amigos les voy a platicar de un gran Amigo mío muy querido, se llama Jorge Martínez Alanís; nos conocimos hace ya más de 50 años, cuando ambos estudiamos la secundaria, en la Secundaria # 10, allá en mi querida tierra natal: Monterrey.

De él aprendí muchas cosas, como yo, es un enamorado de la vida y del Amor, vivimos juntos tantas cosas, situaciones y momentos inolvidables, teníamos muchas Amigas y Amigos y cultivamos una Amistad muy estrecha, que a pesar de no vernos en muchos años se fortaleció con el tiempo; hace algunos días nos volvimos a ver, platicamos largamente para ponernos a día….

Jorge fue siempre amante de la poesía, se sabía varias de memoria. Poco tiempo después de que falleció su Mamá, hace algunos años, escribió un hermoso poema que le dedicó a ella y al gran Amor de su vida; me lo envió y al leerlo experimenté sentimientos y sensaciones muy bellas, me gustó mucho y encontré en él; en él título, lo que cada mañana, desde hace tres meses, pienso cada día: Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto. Lo felicité y le pedí su autorización para publicarlo. Ahora lo comparto con Ustedes y espero que les guste tanto o más de lo que a mí me gustó.

11225581_1074618439234310_1533545896_n Mi Amigo Jorge Martínez Alanís y yo; 8/05/2015.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años  he aprendido  que  yo no sé  querer  poquito y mi necio corazón se desconecta de mis sentidos y da todo y corre como caballo desbocado tras la meta tan ansiada y  que tras  cada zancada  de mi corazón  ilusionado  yo  de nuevo pienso.                                                                                Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que no es bueno dejar los ideales en el tintero que la tinta se seca que los tinteros se rompen que los sueños mueren que luchar es mejor que no intentarlo .

Y  que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que amar  es  el dulce de la vida es la miel del tiempo es una flor multicolor que despide aromas que purifican el alma.                                                     Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que la vida no es eterna que la muerte te separa para siempre de tus grandes amores que los recuerdos se esfuman con el tiempo.                                          Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido tantas cosas que las he vivido con tanta fuerza que he amado sin medida sin control que cada minuto vivido ha sido un minuto en el cielo.                      Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que confiar  en las personas me ha dado grandes satisfacciones y mi corazón a latido con más  fuerza.                                                                                   Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que la vida es justa que recibo regalos cada nuevo día que disfruto mis logros y aprendo de mis fracasos.                                                                           Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que guardar tu aroma, tu sonrisa y  tu mirada me ha dado fuerza en momentos de flaqueza y que son para mí un gran tesoro.                                 Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que llorar purifica el alma y el espíritu que mis lágrimas son penas que se secan en mi rostro que ya no queman mis entrañas.                                        Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido a perdonar lo ¡imperdonable! a disculpar lo indisculpable a vivir el día a día sin rencores a tomar las cosas de quien vienen.                                               Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, que ceder el paso a tres personas, que hacer reír a tres personas ,y  estrechar la mano de tres personas, con firmeza cada día, doy y recibo energía de cada uno de ellos, que mi día  es  más  ligero.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, que el trabajo dignifica, relaja  y  enaltece, y  más  cuando lo haces con gusto.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.  

Con los años he aprendido, que guardar los gratos  recuerdos, es vivir de nuevo.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, de mis errores y  fracasos y que las cosas llegan cuando tienen que llegar y que por mucho que apresure el paso todo será en su tiempo.                    Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido que los años se quedan en nuestro cuerpo y que no todo tiempo pasado fue mejor que vivir este día es un regalo y el mañana es una nueva oportunidad  de corregir el camino.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, a ser paciente, a ver  las cosas sin prisa, y disfrutar de mi propia  compañía, a conocer mis limitantes, a cultivar a mis amigos, a reconocer  que hay muchas personas  con grandes capacidades, y que de ellos he aprendido  mucho.                                                           Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido , a ser agradecido  ( es de gente bien nacida el ser agradecida ) y no hablo de cosas materiales hablo de recibir amor ,paz, una infancia  muy grata, recuerdos bellos , de carencias , de días  difíciles ,de noches  frías , de soñar despierto, de  aprender  desde muy  joven  a afrontar  la vida  de sacar fuerzas de no sé dónde  de no rendirme de  mantener  ilusiones .                           Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, que a veces no requerimos de un consejo, pero si requerimos de que alguien nos escuche de, tener  un amigo (a) en quien confiar.                                      Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido, que me falta  mucho por aprender, que a pesar de mis años estoy  lo estoy intentando, lo fácil ya lo hice, lo difícil  lo estoy intentando y lo casi imposible me tardare un poco más pero lo lograre.

Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con los años he aprendido a  guardar  tus  cálidos  abrazos como un gran tesoro y a disfrutarlos en cada recuerdo, a reírme cuando recuerdo nuestras complicidades.                          Y que hoy no sé qué hacer para no extrañarte tanto.

Con el tiempo he aprendido,  que la vida es muy corta y  que nadie es responsable de mi felicidad que yo soy mi propia felicidad que no tengo reversa.                                          Y  que a pesar de no saber que….

Autor: Jorge Martínez Alanís

image-16-02-15-11-32 (1)

♥ Mi Amor, siempre estoy pensando en ti, te extraño tanto Juanina ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s