La resistencia desde adentro contra Trump. ¡Cómo mantenerse de pie para triunfar y ganar!

¡Muy buenas noches queridas y queridos lectores de JesToryAs Blog, familia, amigas y amigos, les pido por favor que lean, se unan y difundan este trascendente documento; amor, paz y bienestar globales para todos los países!.

La worldrevolution avanza y crece transformándose en los EEUU; cambia de carácter a un nivel superior de lucha incluyente, patriótica y pensante que gana simpatías, solidaridad y apoyo en todo el mundo. Un movimiento organizado orientado a resultados que surge del proceso de maduración de los esfuerzos pensantes de la resistencia global para combatir la políticas fascistas de Trump y el autoritarismo.

Hay que regar las conciencias, hablarles en voz baja, de manera pausada y tranquila, compenetrarse de las historias individuales; escuchar, recordar, sonreír siempre y viajar por la vida ligeros de equipaje como dijo El Poeta……reflexionar, aprender a partir de nuestras propias deducciones; repensar y releer el pasado, comprender el presente y construir el futuro YA!!! ✌️ Amor y Paz!!! ✌️

Tengo el inmenso placer de compartir con ustedes un muy importante reportaje del destacado activista, reportero y escritor Nicholas Kristof que describe detalladamente y desde el lado de las izquierdas el estado que guarda, día a día,  la lucha de la resistencia ciudadana en los EEUU contra las absurdas, fascistas, ilegales e inaceptables decisiones de Trump. La misión, las estrategias, la organización, las nuevas y más efectivas formas de lucha y las acciones locales que se están realizando con éxito por parte del movimiento organizado son magistralmente descritas en esta publicación que espero me ayuden a difundir porque se trata de la lucha global por la supervivencia de la humanidad, por la verdadera democracia participativa global y contra Trump y el autoritarismo. Para profundizar en el estudio del movimiento sigue los enlaces que vienen en esta publicación.

Un fuerte abrazo solidario a todas y a todos.

 Nicholas Kristof, abril 13 de 2017.

Cómo mantenerse de pie para triunfar y ganar

Enlace al artículo original del New Yoek Times: https://www.nytimes.com/2017/04/13/opinion/how-to-stand-up-to-trump-and-win.html?em_pos=large&emc=edit_nk_20170412&nl=nickkristof&nlid=60379794&ref=headline&te=1&_r=0

BOSTON – Tras la elección del presidente Trump, estalló una ola de furiosa oposición. Fue una mezcla emocional de negación e ira, las dos primeras etapas de la resistencia no fueron muy eficaces.

Sin embargo, cada vez más han madurado los esfuerzos pensantes para canalizar la pasión en un movimiento organizado orientado a resultados. Un ejemplo: la ola de llamadas telefónicas a las oficinas del Congreso que torpedearon el “plan de salud” republicano.

Sí los oponentes de Trump perdieron la elección tienen que reconocer que las elecciones tienen consecuencias. Pero la “resistencia” de las izquierdas también puede ser enmarcada como una campaña patriótica para proteger a Estados Unidos de alguien que creemos que podría dañarlo.

¿Cuáles son las lecciones de los movimientos de resistencia en todo el mundo que realmente han tenido éxito? He estado interrogando a los expertos, empezando por Gene Sharp, un erudito aquí en Boston.

Los trabajos de Sharp -traducidos al menos a 45 idiomas y disponibles gratis en línea- ayudaron a los países bálticos a liberarse de Rusia, posteriormente guiaron a los estudiantes para llevar la democracia a Serbia e influyeron profundamente en la estrategia de los manifestantes de la Primavera Árabe. Sharp es experto en desafiar a los autoritarios, y los pedidos de sus escritos han aumentado desde la elección de Trump.

Hoy Sharp tiene 89 años y la salud deteriorada. Pero su antigua colaboradora, Jamila Raqib, ha estado llevando a cabo talleres para activistas anti-Trump,  incluso se han realizado sesiones similares para los funcionarios públicos en Washington que exploran cómo deben servir bajo un líder del que desconfían .

  Gente observando “Un día sin inmigrantes” en Brooklyn en febrero. CréditoTodd Heisler / The New York Times.

El mensaje principal que Sharp y Raqib ofrecen es que la efectividad no viene de tomar la calle en protestas simbólicas. Requiere investigación meticulosa, establecimiento de una red y preparación.

-¡Piensa! -dijo Sharp. Piensa antes de hacer algo. Se necesita una gran cantidad de conocimiento de primera “Su trabajo destaca organización de base, buscando puntos débiles en una administración”. Y la paciencia antes de girar hacia los 198 métodos no violentos que ha puesto en una lista que va de los ataques a los boicots de consumidores y las acciones simuladas.

Raqib recomendó esfuerzos pragmáticos buscando un resultado particular, no sólo un vago anhelo de ejercer presión para derrocar a Trump, al respecto dijo que las convocatorias para una huelga general en febrero estaban insuficientemente organizadas y que la Marcha de Mujeres en Washington, que tuvo su primera protesta al día siguiente del Día de la toma de poseción, quedará idealmente anclada en una estrategia más amplia de cambio. Pero ella piensa que el “día sin inmigrantes y lo mismo la huelga de bodega por inmigrantes de Yemen” fueron protestas bien elaboradas.

Sam Daley-Harris, otro maestro de la protesta efectiva, está de acuerdo en centrarse en los resultados, no sólo en la protesta simbólica. Ha supervisado los resultados de grupos como los ciudadanos contra el cambio Climático que han tenido una influencia enorme sobre la política, así que cuando le pregunté ¿Qué es lo que los ciudadanos molestos con Trump deben hacer?.

“La respuesta general es trabajar con su miembro del Congreso”, me dijo Daley-Harris. Sugirió enfocarse en un tema en particular del que usted puede llegar a ser profundamente conocedor. Luego habrá que trabajar con otros para impulsar una reunión con un miembro del Congreso, un legislador estatal o incluso un miembro del personal legislativo.

Él recomendó hablar con cortesía -cualquier persona demasiado hostil es perjudica y se pierde influencia- y ser muy específico sobre qué proyecto de ley que se desea que la persona apoye o se oponga.

Me siento alentado por la creciente comprensión de los esfuerzos de la resistencia, con excelentes recursos en línea de la incorporación de personas y de los grupos de base como EmergeAmerica.org yRunforSomething.net que están desarrollando cursos para capacitar a las personas que quieren postularse para un cargo político. Los estudiantes de la Escuela Kennedy de Gobierno de Harvard ha organizado la “ Escuela de Resistencia ”, una especie de teach-in en línea para afilar las herramientas que los activistas necesitan. Los primeros 90 minutos de transmisión por Internet tuvieron más de 50.000 participantes.

“Queríamos pasar de una respuesta defensiva a una respuesta ofensiva, no sólo marchar, sino también pensar en una estrategia a largo plazo”, me dijo uno de los organizadores, Shanoor Seervai.

A los estudiantes de resistencia – resistencia patriótica! – Permítanme ofrecer tres lecciones de mi propia experiencia informando sobre los movimientos pro-democracia durante décadas, desde China a Egipto, Mongolia a Taiwán.

En primer lugar, los defensores son a menudo las elites universitarias que pueden llegar a ser condescendientes. Así que salte a la alta retórica y haga hincapié en los problemas de los bolsillos y la corrupción. A los votantes centristas pueden no importarle si Trump está pasando por alto a las instituciones, pero les importará si les aumenta impuestos o si se pierden empleos.

En segundo lugar, los movimientos deben elegir siempre entre la identificación ideológica de los militantes admitidos y la amplitud y diversidad que resulta las coincidencias de objetivos y anhelos comunes más allá de las diferencias  -y por lo general exageran la identificación ideológica. A menudo es posible lograr más con una coalición más amplia, cooperando con personas con las que en parte no se está de acuerdo. Creo que fue un error, por ejemplo, que la Marcha de las Mujeres despreciara a las feministas “pro-vida”.

En tercer lugar, nada detesta más un autoritario que el ridículo. Cuando los jóvenes serbios desafiaron al dictador Slobodan Milosevic, pusieron su fotografía en un barril y la rodaron por la calle permitiendo a los transeúntes que la golpearan y se burlaran.

En la contratación de la resistencia de Trump, Stephen Colbert puede tener más éxito que un puñado de enojados senadores demócratas. Trump puede sobrevivir a las denuncias, pero estoy menos seguro de que en el largo plazo puede soportar las burlas.

Los invito a inscribirse para mi libre, dos veces por semana boletín de correo electrónico . Por favor, también se unan a mí en Facebook y Google+ , ver mis videos de YouTube y sígueme enTwitter (@NickKristof) 

Resistencia desde adentro: los trabajadores federales empujan contra Trump.

Por Juliet Eilperin , Lisa Rein y Marc Fisher

Enlace directo al artículo: https://www.washingtonpost.com/politics/resistance-from-within-federal-workers-push-back-against-trump/2017/01/31/c65b110e-e7cb-11e6-b82f-687d6e6a3e7c_story.html?utm_term=.6ae205cefac5

Los signos de desacuerdo popular con las acciones del presidente Trump desde la toma de posesión han sido vistos con frecuencia en las calles de la nación, en los aeropuertos con la prohibición de refugio y de visas a generado una avalancha de indignación en las redes sociales. Pero hay otro nivel de resistencia al nuevo presidente que es menos visible y potencialmente más problemático para la administración: una creciente ola de oposición de los trabajadores federales encargados de implementar la agenda del nuevo presidente.

A menos de dos semanas de la administración de Trump, los trabajadores federales consultaban regularmente con los funcionarios políticos de la era de Obama que recientemente dejaron sus cargos acerca de lo que se puede hacer para rechazar las iniciativas del nuevo presidente. Algunos empleados federales han creado cuentas en redes sociales para anónimamente difundir los cambios que los miembros del gobierno de Trump están tratando de hacer.

Algunos trabajadores del gobierno están diciéndolo más abiertamente, provocando la ira de la Casa Blanca que, como el secretario de prensa Sean Spicer dijo esta semana sobre los disidentes en el Departamento de Estado, envía un mensaje claro de que “deberían aceptar y apoyar el programa porque si no lo hacen ellos se pueden ir. ”

En una iglesia en Columbia Heights pasado fin de semana, de los trabajadores federales docenas asistieron al evento de un grupo de apoyo para los funcionarios públicos que buscan un foro para hablar de su oposición a la administración Trump. Y 180 empleados federales se han inscrito para un taller el próximo fin de semana, donde los expertos ofrecerán asesoramiento sobre los derechos de los trabajadores y cómo pueden expresar la desobediencia civil.

  Renuncia de la Fiscal General Adjunta Sally Yates al Departamento de Justicia, cargo que ocupó desde el 15 de mayo de 2015. (Evelyn Hockstein / Por el Washington Post)

En el Departamento de Justicia, un empleado de la división que administra becas para organizaciones no lucrativas que combaten la violencia doméstica e investigan delitos sexuales dijo que la oficina ha estado planeando retrasar su trabajo y presentar quejas ante la oficina del inspector general si se les pide que cambien la misión de las becas.

“Vas a ver a los burócratas aprovechando el tiempo para su ventaja”, dijo el empleado, quien habló bajo la condición de anonimato por temor a represalias. A través de fugas a las organizaciones de noticias y las quejas internas, dijo, “la gente aquí se resistirá y rechazará las órdenes que encuentren inaceptables”.

La resistencia es tan temprana, tan generalizada y tan profundamente sentida que tiene a los nuevos funcionarios preocupados por la parálisis y las negaciones manifiestas de los trabajadores a hacer su trabajo.

Cuando se le preguntó si los trabajadores federales están disintiendo de manera cómo se quieren implementar los cambios a las disposiciones anteriores en la Casa Blanca, Tom Malinowski, quien era secretario de Estado para la democracia, los derechos humanos y el trabajo del presidente Barack Obama, dijo sarcásticamente: . . . No hay nada inusual en toda la burocracia nacional de seguridad de los Estados Unidos, sintiéndose como su comandante en jefe, es una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. Eso pasa todo el tiempo. Es totalmente usual. Nada de qué preocuparse. ”

La burocracia permanente, la espina dorsal del gobierno federal y el baluarte contra las intenciones activistas de muchos presidentes, está diseñada para estar por lo menos a un paso de los vientos cruzados de la política partidista.

Sin embargo, desde hace años, muchos conservadores han argumentado que la burocracia federal está en su contra, por lo que es más difícil para ellos para hacer las cosas aun cuando controlan la Casa Blanca, el Congreso o ambos.

El comienzo de su mandato ha presentado polémicas órdenes ejecutivas y conflictos frecuentes con los medios de comunicación.

13 de abril de, 2017 Presidente Donald Trump saluda jefe de bomberos en Atlanta Joel Baker, derecha, como asistente del jefe de policía Rodney Bryant, izquierda, mira encendido durante una reunión con personal de primera respuesta desde el colapso del puente I-85 en Atlanta, en la Sala Roosevelt de la Blanca Casa. Andrew Harnik / AP

El ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, asesor de Trump y crítico de la burocracia durante mucho tiempo, dijo que el retroceso de la nueva administración revela lo firmemente arraigados que están los liberales y cómo se sienten amenazados por el nuevo régimen. Él citó un análisis realizado por la colina periódico que mostró que el 95 por ciento de las donaciones de campaña de los empleados en 14 agencias federales fue a Hillary Clinton el pasado otoño.

“Esta es esencialmente la oposición en espera”, dijo Gingrich. “Puede que tenga que limpiar el Departamento de Justicia porque hay tantos izquierdistas allí. Estado es aún peor. ”

Gingrich dijo que Trump podría presionar por las revisiones del servicio civil para que sea más fácil despedir a los trabajadores federales. Predijo que el público apoyaría al presidente sobre los empleados federales.

Los signos de resistencia en las oficinas federales van desde quejas de bajo nivel y la oposición y enojo publicado en línea con las promesas anónimos de pura y simple insubordinación como desarrollar nuevas políticas.

El Departamento de Estado ha surgido como el nexo de oposición a la política de refugiados de Trump, en parte porque tiene un canal de disidencia oficial donde los empleados del Servicio Exterior pueden registrar oposición sin temor a represalias. El canal , formado en 1971, se ha utilizado para formular objeciones políticas a la guerra de Vietnam y otros conflictos. Varios cientos de empleados firmaron el cable de la disidencia objetando la política de refugiados de Trump.

Los secretarios de Estado han tomado el canal de la disensión tan seriamente que han alterado las políticas en respuesta a las quejas. En 2002, el entonces Secretario Colin Powell presidió la concesión de un premio por “disidencia constructiva” a un empleado que había rechazado a un secretario adjunto.

Pero los empleados del Departamento de Estado están lo suficientemente nerviosos ahora que la Asociación Americana del Servicio Exterior emitió el martes un aviso llamado “Lo que usted necesita saber cuándo está en desacuerdo con la política estadounidense”. La nota explicaba las protecciones legales de los empleados pero advirtió que “cualquier protesta de una política del gobierno de Estados Unidos, aunque sea temporalmente, sería considerada una huelga “y puede resultar en ser despedido.

Otras agencias que carecen de ese tipo de tradición están en más agitación. Cuando la Casa Blanca ordenó el fin de semana toda la publicidad y otras actividades de divulgación alentando a los estadounidenses a inscribirse para planes de salud a través de los mercados de la Ley de Asistencia Asequible, los empleados del Departamento de Salud y Servicios Humanos protestaron señalando que la prohibición de anuncios y robo- Las llamadas probablemente resultarían en una menor cobertura de los clientes más deseables – adultos jóvenes y sanos cuyo escaso uso de la atención médica puede ayudar a bajar los precios para todos los demás.

La protesta interna, combinada con una protesta en medios sociales y de la industria de seguros, llevó a la administración Trump a revisar su directiva en menos de 24 horas.

Los líderes de los sindicatos de trabajadores gubernamentales y otras asociaciones dicen que sus miembros van a hacer su trabajo profesional y con energía, incluso si no están de acuerdo con la política o los métodos del presidente.

“No hay evidencia de que estamos viendo una rebelión burocrática federal generalizada”, dijo Bill Valdez, presidente de la Asociación de Altos Ejecutivos, una organización sin fines de lucro que aboga por los gerentes federales de carrera. Dijo que muchos gerentes están diciendo a los trabajadores: “No se involucren en el drama que sucede en otros lugares”.

La conversación de la nueva administración sobre cambios rápidos en el papel y el alcance de algunos departamentos ha frustrado a muchos trabajadores, dijo Randy L. Erwin, presidente de la Federación Nacional de Empleados Federales, aunque “los trabajadores federales están extremadamente preocupados. . . Los trabajadores federales están acostumbrados a ver cómo los vientos políticos cambian de dirección”.

Los trabajadores de algunas agencias afirman no haber visto signos de oposición. En el Departamento de Educación, que según Trump sugirió ser desmantelado, un funcionario dijo que la nueva administración ha sido sorprendentemente agradable: no hubo cambios importantes en la política, ni directivas preocupantes. “Hemos sido, creo, alentados por cómo van las cosas aquí”, dijo el funcionario.

Pero el nivel de preocupación es particularmente alto en lugares como la Agencia de Protección Ambiental. El jefe del sindicato de esa agencia recibió un correo electrónico el martes de un líder sindical local pidiendo orientación sobre qué decir a los trabajadores sobre que hacer “si reciben una orden ilegal de la administración”.

Científicos canadienses fueron seguidos, amenazados y censurados.Advierten que Trump podría hacer lo mismo. ]

El sindicato que representa a científicos y otros empleados de la EPA está explorando la formación de un brazo de recaudación de fondos para “defender a los científicos federales que anticipamos serán disciplinados por hablar o por defender hechos científicos”, dijo Nicole Cantello, vicepresidenta del Local 704 De la Federación Americana de Empleados del Gobierno, que representa a los trabajadores de la EPA en el área de Chicago.

John O’Grady, un empleado de la EPA que dirige un consejo nacional de sindicatos de la EPA, dijo que el despido de Trump de la procuraduría general Sally Yates el lunes por la noche después de que el período de Obama se negara a implementar la prohibición de los refugiados de Trump ” A través de la agencia. Me temo que en este momento muchos empleados federales tienen miedo por sus trabajos y quieren mantener la cabeza baja”.

Dos fuentes de Twitter, @altUSEPA y @ActualEPAFacts, han atraído a más de 200.000 seguidores y se llaman parte de la “Resistencia”. Parecen ser dirigidos por activistas externos, en lugar de empleados de la agencia.

Los altos funcionarios de la EPA han tratado de tranquilizar a los empleados ansiosos. En un correo electrónico dirigido a los empleados, Don Benton -un importante asesor de Trump de la EPA- insistió en que los informes de los medios de comunicación sobre las medidas de represión contra el discurso público y la autonomía científica “no eran precisos. . . . Los cambios probablemente vendrán, y cuando lo hagan, trabajaremos juntos para implementarlos”.

En cualquier administración, la resistencia de principio de un hombre es el desafío indignante de otro. El senador Jeff Sessions (R-Ala.), Candidato de Trump para el fiscal general, dijo en 2015 que es la obligación de un trabajador federal enfrentarse a órdenes impropias.

En una audiencia de confirmación para Yates, Sessions dijo: “Tienes que estar atento, porque la gente te pedirá que hagas cosas que solo necesitas decir que no. . . . Al igual que cualquier CEO, con un bufete de abogados – a veces los abogados tienen que decirle al CEO: ‘Mr. CEO, no puedes hacer eso. No hagas eso. ”

Los presidentes nombran a los jefes de las agencias ya unos cuantos funcionarios en la parte superior de cada departamento, pero la gran mayoría de los que implementan la agenda de cualquier administración son funcionarios que gozan de protecciones legales para animarlos a que den el pitido al fraude ya la corrupción.

A falta de denuncias formales, los trabajadores están encontrando pequeñas maneras de expresar su oposición. En el Departamento de Justicia, algunos funcionarios de carrera le preguntaron a sus jefes si se les permitía protestar por su nuevo presidente marchando o poniéndose en contacto con un miembro del Congreso. La respuesta fue sí, si lo hicen en su propio tiempo y en su capacidad personal.

Al día siguiente de las elecciones de noviembre, la oficina de ética del departamento dijo que los trabajadores podrían usar ropa que contenía un mensaje político. Un abogado que llevaba una camiseta de Hillary Clinton debajo de otra capa de ropa dijo que una vez que se emitió el consejo, “Saqué la capa”.

En los últimos días, las cuentas de protesta han aparecido en las redes sociales de los empleados de varias agencias. Un inmunólogo que anteriormente trabajaba en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades creó lo que llamó una “página de resistencia”, @CD viral, para que los empleados de los CDC publiquen información sobre vacunas y salud pública que los trabajadores creen que la administración Trump podría tratar de eliminar de la vista pública.

No ha habido congelación de las comunicaciones en los CDC, dijo la portavoz Kathy Harben.

Del mismo modo, una cuenta de Twitter en protesta contra las políticas de Trump ha aparecido en el Departamento de Defensa. Utilizando el manejador @Rogue_DoD, un miembro del servicio ha tweeteado todo desde documentos del Departamento de Defensa advirtiendo sobre los efectos del cambio climático a un espacio de opinión acusando a Trump de una consulta insuficiente con el secretario de Defensa Jim Mattis.

Los miembros del personal de la carrera en por lo menos cinco departamentos dijeron que están permaneciendo en el contacto cercano con los funcionarios de la administración de Obama para conseguir consejo sobre cómo manejar las iniciativas de Trump que consideran ilegales o incorrectas.

El ex secretario de Trabajo Thomas Pérez, que también encabezó la división de derechos civiles del Departamento de Justicia bajo Obama, dijo que no ha estado en contacto con sus antiguos empleados, sino que está trabajando para movilizar a la oposición de base.

“Estamos atentos a nuestras responsabilidades éticas”, dijo Pérez, candidato a la presidencia del Comité Nacional Demócrata. “También estamos conscientes de que estamos en una crisis existencial”.

Mientras que muchos trabajadores federales han comenzado a considerar las acciones de disentimiento desde la toma de posesión, otros las venían preparando desde semanas antes. En los últimos días del mandato de Obama, varios departamentos catalogaron datos e informes y los entregaron en manos de aliados fuera del gobierno.

El uso de los medios sociales como los puntos de venta para los trabajadores gubernamentales preocupados se ha extendido a través de gran parte de la burocracia. Después de que Trump se quejó sobre el Servicio de Parques Nacionales usando Twitter para comparar el tamaño de las multitudes en su toma de posesión con la mucho más grande de Obama en 2009, una orden mordaza silenció temporalmente la cuenta oficial en redes sociales.

En respuesta, un ex empleado del Parque Nacional Badlands que aún tenía acceso a su fuente de Twitter comenzó a publicar hechos sobre el cambio climático. El tweeter pícaro ganó más de 60.000 seguidores antes de que los funcionarios del parque recuperaran el control de la cuenta.

Las cuentas de los medios sociales han aparecido para defender la institución Smithsonian y las dotaciones nacionales para las artes y las humanidades. A los empleados de algunas unidades del Smithsonian se les ha recordado que las políticas les prohíben usar sus dispositivos de trabajo para publicar comentarios políticos.

“No tenemos la intención de cambiar la forma en que hacemos las cosas”, dijo el Secretario del Smithsonian David J. Skorton. “No es por un sentido de desafío, no es por el sentido de no querer rendir cuentas, sino por creer en la misión del Smithsonian, que es investigar y compartir información con el público”.

Los académicos han debatido durante años si las burocracias inevitablemente crecen hasta un punto en el que, como dijo el científico político Michael Nelson de Rhodes College, “ineluctiblemente dominan” a sus amos políticos. “Una y otra vez”, escribió, “los grandes esfuerzos para hacer que la administración responda mejor al control político han tenido el efecto contrario. Basta con castigar al más audaz reformador si, como el aprendiz de hechicero, que con cada ataque de sus torturadores duplica su fuerza”.

Emma Brown, Lalita Clozel, Brady Dennis, Karen DeYoung, Darryl Fears, Anne Gearan, Amy Goldstein, Joe Davidson, Dan Lamothe, Peggy McGlone, Carol Morello, Ellen Nakashima y Lena Sun contribuyeron a este informe.

La huelga de la bodega yemení

ADAM CHANDLER   4 DE FEBRERO DE 2017.

 Unos 5.000 propietarios de negocios y sus partidarios se reunieron en Brooklyn para protestar contra la prohibición de inmigración del presidente Trump.

BROOKLYN, NY – Dada la oportunidad, la mayoría de cualquier neoyorquino le dirá que las bodegas son una institución de la ciudad, como las bibliotecas o el metro. Son abrumadoramente de propiedad de los inmigrantes y están abiertas las 24 horas, dispensando comestibles básicos, las necesidades del hogar, y el tocino,  huevo y queso sándwiches a todas horas.

Por lo tanto, para muchos neoyorquinos era difícil que el símbolo supremo del acceso al consumidor se cerrara repentinamente en masa. En una huelga organizada por los propietarios de negocios yemení-estadounidenses, aproximadamente 1.000 bodegas y otros negocios cerraron el jueves en protesta contra la polémica orden ejecutiva sobre inmigración del presidente Trump orden ejecutiva polémica sobre la inmigración , que entró en vigor la semana pasada. La huelga fue inspirada por un paro la semana pasada , organizado por la Asociación de Trabajadores de Taxis de Nueva York, otra organización de mayoría musulmana en la ciudad. “Este cierre de las tiendas de comestibles y bodegas ha sido un espectáculo público que demostró la función vital que estos comerciantes y sus familias desempeñan en el tejido económico y social de Nueva York,” leer un comunicado en la página del evento en Facebook . Durante ocho horas a través de la ciudad, muchos de las tiendas de la esquina se cerraron y 5.000 personas se reunieron en una manifestación en Borough Hall, un complejo gubernamental en el centro de Brooklyn.

  A diferencia de muchas de las recientes protestas en toda la ciudad , en la del jueves fue visible el tema patriótico. Entre los carteles que decían la prohibición de inmigración, también había incontables manifestantes ondeando banderas americanas y yemeníes. Entre los discursos, muchos de los cuales fueron entregados en árabe, cantos de “EE.UU.” se escucharon en la plaza. Pero el tema era también económico. El hecho de que la manifestación estuviera acompañada de una interrupción del trabajo no sólo indicaba que la orden ejecutiva de la administración estaba dañando a los ciudadanos estadounidenses y sus familias, sino que también estaba perjudicando a los empresarios y contribuyentes estadounidenses.

Ali, que rechazó su dar su apellido, es un ciudadano estadounidense de Yemen que posee una bodega en Park Slope, Brooklyn. Llegó a los Estados Unidos cuando tenía 20 años. Ahora, 20 años después, tiene una esposa y cuatro hijos que viven en Egipto. “Tengo un pasaporte americano, ella tiene una tarjeta verde”, explicó la noche antes de la huelga. “Mi plan era ir [a Egipto] en abril para traer a mi esposa e hijos y encontrar un apartamento y tener todo listo aquí. Ahora no puedo viajar. Tengo miedo de que no vuelva. ¡Me da miedo que me detengan y yo soy un ciudadano! “. Agregó que temía perder su negocio si se quedaba atascado mientras viajaba al extranjero, dejando a su familia sin medios para pagar nada o sus hijos para ir a colegio.

Después de la firma de la prohibición de inmigración la semana pasada, Ali canceló su vuelo a Egipto. Esta fue la parte menos costosa de un proceso legal muy complicado para traer a su familia a Estados Unidos, un proceso al que dice que con mucho gusto ha dedicado decenas de miles de dólares. “He estado trabajando aquí durante los últimos 20 años, trabajando duro”, añade. “Usted me ve cada noche, estoy aquí tratando de ganarse la vida para asegurándome de que cuando mi esposa venga comenzaré a tener días libres, a tomar vacaciones. No puedo hacer nada ahora porque estoy solo. ¿para qué tomo dos días libres si no tengo esposa ni hijos aquí? Estoy trabajando siete días para que vengan aquí.

Además de las obvias objeciones ideológicas a la prohibición de la inmigración, también subsisten argumentos logísticos sobre la naturaleza repentina y arbitraria de su momento, que atrapó a muchos viajeros y titulares de tarjetas verdes. (De acuerdo con los informes del viernes, en cualquier lugar de 60.000 a 100.000 visas también fueron revocados .) Gestos de Ali y un joven compañero de trabajo de pie detrás del mostrador de delicatessen. “Acaba de llegar aquí, hace un mes que está aquí”, explica Ali. “Él tuvo suerte. Va a empezar desde abajo, empezar a ganar dinero, dentro de dos o tres años, va a tener su propio negocio. Él va a estar allí.

Este sentimiento se hizo eco en la manifestación. “Algunas personas tuvieron tanta suerte, vinieron aquí el viernes, hombre, antes de firmar [la orden ejecutiva]”, dijo Salim Alwae, que trabaja en una tienda en Sheepshead Bay, Brooklyn. “La gente que vino el sábado la regresaron. Y pagaron para venir aquí! Pagaron el dinero y sus impuestos para venir aquí. Y Donald Trump ni siquiera paga sus impuestos. Esta es nuestra vida. Esto ya no es una broma. Estamos luchando por nuestra vida ahora mismo. ”

b0bdabcaa  Hay más historias como ésta para contar, pero no hay tiempo suficiente para mencionarlas todas. Poco antes de las 5:30 de la tarde, cuando el sol se ponía, el grito de la multitud se tranquilizó por el llamado a la oración y con él llegaron cientos de hombres que se alineaban para orar y luego  pernotaban en la plaza pública. El silencio repentino dio al momento una intimidad palpable y cualquiera que mirara hacia arriba en ese momento pudo haber notado por primera vez que muchos neoyorquinos que trabajaban en los altos edificios de oficinas que rodeaban Borough Hall se habían reunido en las ventanas para verlos. A las 8 pm, la huelga terminó y las bodegas se abrieron de nuevo a la ciudad que las necesitaba.

Monterrey Nuevo León a 15 de abril de 2017.

Jesús Torres Navarro.

Anuncios