El Esoterismo en Fernando Pessoa — José Carlos Fernández Romero

Tú, de quien el Sol es sombra De quien cadáver el mundo Guía mis pasos, ¡como ensombrece El sentirse, yermo y profundo! Presencia anónima y ausente De quien el alma es el velo A mis pasos de inconsciente Da lo consciente que es tuyo! Para que, pasadas ya eras De tiempo o alma o razón, […]

a través de El Esoterismo en Fernando Pessoa — José Carlos Fernández Romero

Tú, de quien el Sol es sombra

De quien cadáver el mundo
Guía mis pasos, ¡como ensombrece
El sentirse, yermo y profundo!

Presencia anónima y ausente
De quien el alma es el velo
A mis pasos de inconsciente
Da lo consciente que es tuyo!

Para que, pasadas ya eras
De tiempo o alma o razón,
Mis sueños sean esferas
Mi pensamiento visión

22- 07- 1934

Esto escribía el poeta portugués más grande del siglo XX un año antes de su prematura muerte. Este poema destila una sabiduría profunda, una profunda visión del alma y es como tantos otros escritos de Fernando Pessoa, una bella flor abierta, nacida en la tierra de un conocimiento hermético y teosófico. Expone, como hace Platón, la existencia de un Sol espiritual, el LOGOS, cristalización radiante, suma y síntesis de todos los arquetipos divinos, fuente de toda vida, forma y ley en la naturaleza. Logos del que el Sol es sombra y símbolo. Así como la luz y energía del Sol es quien mantiene todo dinamismo en la naturaleza, y es quien rige la vida de “nuestro” universo; así el Logos o Sol espiritual es el equivalente al Dios de todas las religiones, la causa, fuente y origen de todo movimiento, de toda estructura, de todo número en el Alma de la Naturaleza, a quien los alquimistas y místicos medievales llamaron Anima Mundi. Este Logos es también la fuente de luz espiritual que alimenta y guía el alma en las sendas de la vida. Y como expresa el poeta “la presencia anónima y ausente de quien el alma es el velo”, es decir, el Ser verdadero de quien toda alma es veste de luz y sombras.

Fernando Pessoa nació en 1888, el mismo año que vio la luz la obra colosal de H.P. Blavatsky, La Doctrina Secreta. Comenzó a escribir a los cuatro años, recibió de la madre una educación esmeradísima y sus conocimientos de literatura eran tales, que dejó la Universidad a poco de entrar, pues sabía, sin duda, mucho más que sus profesores. Lector insaciable y eruditísimo en cuestiones filosóficas y de letras, diría que sus grandes Maestros eran Shakespeare y Whalt Whitmann. El primero es, para Pessoa quasidivino, un Iniciado en los Misterios, una de las poderosas Esfinges que han trazado el devenir humano. En los apuntes de una obra no concluida, cuyo título dice ya el carácter de la misma, “The Way of the Serpent”, afirmaría que “Shakespeare, desde que la Gran Fraternidad le llamó para sí sin necesidad de hablarle, pudo adquirir aquel dominio de su propia alma que lo irguió, como heraldo de sabiduría, por encima de todos los poetas del mundo; y es por ello que este hombre que no persiguió, sino con la sustancia íntima de su ser, entró en la más íntima, aunque inconciente, posesión de los Mayores Secretos que el buscador Flood o el masón Bacon. En “La Tormenta” están dados misterios más íntimos que en todo Flood, y están expresados con suma belleza, porque tienen el sello de Dios en la Materia, sello que es la misma Belleza”…

 

Cuatro apuntes sobre Saramago y el periodismo

Cuatro apuntes sobre Saramago y el periodismo

El escritor José Saramago nació un día como hoy de 1922. Su relación con el periodismo era intensa y crítica.

  1. RESPONSABILIDAD. En febrero de 2001, José Saramago inició la lección inaugural del Master de Periodismo UAM-EL PAÍS preguntándose si es necesario reinventar el periodismo. Recordó sus tiempos de editorialista: ‘Escribía sin que nadie me dijera nada. Yo era una persona enfrentada con su propia conciencia‘. El escritor destacó que tuvo privilegio, suerte y, sobre todo, una gran responsabilidad. Imaginen escribir todos los días sin que el director conociera sus opiniones hasta verlas publicadas al día siguiente. Fue entre 1972 y 1974. Él y sus colegas, reseña El País, tenían puestas las esperanzas en el fin del fascismo para poder abordar ‘un periodismo libre y crítico’.
  2. AUTOCRÍTICA. Saramago no era de decir las cosas a medias.”El problema del periodista es que vive en un mundo de apariencia”, dijo a los estudiantes del master. El escritor instó a los profesionales a acercarse a los hechos y a dar ‘la vuelta completa’ a los mismos para poder ver su auténtica dimensión. En esa ocasión, alertó sobre la responsabilidad de los medios, ‘infinitamente más grande de la que los propios medios creen tener’. El escritor portugués cuestionó a los periódicos por no profundizar en las cuestiones que realmente interesan a la gente y por dedicar demasiado espacio a ‘la superficie, a la pequeña espuma que fluctúa en la superficie’ y reprochó a los periodistas por su actuación como ‘prestatarios de contenidos’. Lo dijo en 2001, y, sin duda, sus palabras ameritan hoy mismo una reflexión.
  3. ¿INDEPENDENCIA? Para Saramago, “ningún trabajo es independiente y no se puede hablar de la independencia del periodista”. Así lo dijo en la clausura del curso  “La prensa, cuestionada. Análisis de la aventura informativa”. Era 2004. “Situado entre el jefe y el patrón, el periodista deja la mejor parte de su vida en tratar de saber si está ofreciendo la información que quiere el guía”, señaló.  ¿Qué es el periodista? El autor de “Ensayo sobre la lucidez” fue duro: “Es como un camaleón que tiene que disfrazar lo que piensa por el color del medio donde trabaja. En realidad le gustaría no tener opinión alguna para que fuera menos doloroso tener que cambiar sus ideas por las de otros”. 
  4. LOS COLUMNISTAS. Y esta pregunta lo dice todo respecto a los opinólogos, columnistas: “¿Qué derecho tiene un señor o señora de creer que por escribir una columna tenemos que creer que es verdad lo que dice?”.

Saramago, autor de “Ensayo sobre la ceguera”, ejerció el periodismo tras la Revolución del 25 de abril de 1974, que depuso al régimen luso que encabezaba entonces Marcelo Caetano y había sido iniciado por Antonio de Oliveira Salazar.

Poco antes colabora como periodista en Diário de Notícias, un periódico de alcance nacional. Fue despedido por razones políticas.

Luego colaboró como crítico literario de la revista Seara Nova y fue comentarista cultural. Se desempeñó como subdirector del del Diário de Notícias. Pero desde 1976 se dedicó con exclusividad a su trabajo literario.

Falleció a los 87 años, el día 18 de junio de 2010, en su residencia de la localidad de Tías (Lanzarote, Las Palmas).

Joan Margarit. Premio Cervantes 2019 — Los cuadernos de Vieco

El poeta nunca va a saber realmente si la suya es una gran obra de poesía o no. Se sabe al cabo de una o dos generaciones. El que presume se equivoca. Joan Margarit Autorretrato con mar Aquel niño callado. Juega solo. Permanece detrás de estos ojos de viejo, resiste la embestida brutal del mediodía […]

a través de Joan Margarit. Premio Cervantes 2019 — Los cuadernos de Vieco

El poeta nunca va a saber realmente si la suya es una gran obra de poesía o no. Se sabe al cabo de una o dos generaciones. El que presume se equivoca.

Joan Margarit


Autorretrato con mar

Aquel niño callado. Juega solo.

Permanece detrás de estos ojos de viejo,

resiste la embestida brutal del mediodía

oyendo los confusos versículos del mar

y el grito de los cuerpos desnudos y oxidados

al entrar en las aguas transparentes y frías

de la playa de piedras. Avergonzado, corre

de un escondite a otro de los cuentos.

Duerme dentro de mí, desvalida criatura:

duerme dentro de mí, una noche de reyes,

donde en silencio vuelan las escobas

y los lobos dejaron sus huellas en la nieve.

Afuera brilla un cielo lleno de albaricoques,

y el mar azul oscuro de ciruelas

se deshace en los negros cuchillos de las rocas.

El verano de alcohol frío en los ojos

me hace sentir mi vida como la pulpa oscura

y dorada de un fruto que se pudre

alrededor del hueso del recuerdo.

Dentro de mí ocúltate, desvalida criatura.

Dentro de mí protégete de la cruel claridad.

Recita la leyenda que habla del niño gris

y de la miserable bicicleta

montada por el triste ciclista del suburbio.

Te busca y está cerca. Pedalea hacia aquí.

(De Cálculo de estructuras, 2005)

Un pobre instante

La muerte no es más que esto: el dormitorio,

la luminosa tarde en la ventana,

y este radiocasete en la mesita

-tan apagado como tu corazón-

con todas tus canciones cantadas para siempre.

Tu último suspiro sigue dentro de mí

todavía en suspenso: no dejo que termine.

¿Sabes cuál es, Joana, el próximo concierto?

¿Oyes cómo en el patio de la escuela

están jugando los niños?

¿Sabes, al acabar la tarde,

cómo será esta noche,

noche de primavera? Vendrá gente.

La casa encenderá todas sus luces.

(De Joana, 2002)

Lectura

Penetro en otras vidas.

Llevo días leyendo, pero ahora

alzo los ojos porque me doy cuenta

de que apenas sé nada de quien escribió el libro.

Me avergüenza no conocer

más que su lucidez. Toda supervivencia

es esta especie de conversación

silenciosa y sin tiempo. Es algo aterrador

y ocurre en el abismo de la mente,

un frío cielo azul en el que el amor es

la única forma de posteridad.

(De No estaba lejos, no era difícil, 2010)

Albert Camus; su obra y su legado

El escritor Albert Camus, nacido el 7 de noviembre de 1913 en Argelia fue galardonado como premio Nobel de Literatura en 1957 por «por su importante producción literaria, que con seriedad clarividente ilumina los problemas de la conciencia humana en nuestro tiempo»,…

David Senabre López

En respuesta a

@jestoryas

Hilo especial de 15 tweets sobre Albert Camus, su obra y legado, por si fuera de tu interés, Jesús:

Hilo de 15 tweets. 1913. Hoy, 7 de noviembre, nacía ALBERT CAMUS (f. 1960), novelista, ensayista y dramaturgo francés, considerado uno de los escritores más importantes posteriores a 1945.

Su obra, caracterizada por un estilo vigoroso y conciso, refleja la philosophie de l’absurde, la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad y la fraternidad humana.

Camus nació en Mondovi (hoy Drean, Argelia), y estudió en la Universidad de Argel.

Sus estudios se interrumpieron pronto debido a una tuberculosis.

Formó una compañía de teatro de aficionados que representaba obras dirigidas a las clases trabajadoras; también trabajó como periodista en un diario de la capital argelina y viajó mucho por Europa.

En 1939, publicó _Nupcias_, un conjunto de artículos que incluían reflexiones inspiradas por sus lecturas y viajes. En 1940, se trasladó a París y formó parte de la redacción del periódico Paris-Soir.

Empezó a ser conocido en 1942, cuando se publicó su novela corta _El extranjero_, y el ensayo _El mito de Sísifo_, obras que se complementan y que reflejan la influencia que sobre él tuvo el existencialismo.

Le proporcionaron una visión del destino humano como absurdo, y su mejor exponente quizá sea el «extranjero» de su novela, incapaz de participar en las pasiones de los hombres y que vive incluso su propia desgracia desde una indiferencia absoluta, la misma que marca la naturaleza y el mundo.

Durante la segunda guerra mundial fue miembro activo de la Resistencia francesa contra la ocupación alemana y, de 1945 a 1947, director de Combat, una publicación clandestina.

De las obras de teatro que desarrollan temas existencialistas, _Calígula_ (1945) es una de las más conocidas.

Aunque en su novela _La peste_ (1947) Camus todavía se interesa por el absurdo fundamental de la existencia, reconoce el valor de los seres humanos ante los desastres.

La idea de la solidaridad y la capacidad de resistencia humana frente a la tragedia de vivir se impone a la noción del absurdo.

Una obra que es, a la vez, realismo y alegoría. Una reconstrucción mítica de los sentimientos del hombre europeo de la posguerra, de sus terrores más agobiantes.

Afirma en esta obra que “cada uno lleva dentro de sí la peste” y que desde el mismo momento en que se decidió a no matar y a ponerse siempre del lado de las víctimas, se condenó a un “exilio definitivo”.

Si la concepción del mundo lo emparenta con el existencialismo de Jean-Paul Sartre y su definición del hombre como «pasión inútil», las relaciones entre ambos estuvieron marcadas por una agria polémica. Mientras Sartre lo acusaba de independencia de criterio, de esterilidad y de ineficacia, Camus tachaba de inmoral la vinculación política de aquél con el comunismo.

Sus obras posteriores incluyen la novela _La caída: (1956), inspirada en un ensayo precedente; _El hombre rebelde_ (1951); la obra de teatro _Estado de sitio_ (1948); y un conjunto de relatos, _El exilio y el reino (1957).

Tradujo al francés _La devoción de la cruz_, de Calderón de la Barca, y _El caballero de Olmedo_, de Lope de Vega.

Colecciones de sus trabajos periodísticos aparecieron con el título de _Actuelles_ (3 volúmenes, 1950, 1953 y 1958) y _El verano_ (1954).

_Una muerte feliz_ (1971), aunque publicada póstumamente, es su primera novela.

En 1994, se publicó la novela incompleta en la que trabajaba cuando murió, _El primer hombre_.

Sus _Carnets_, que cubren los años 1935 a 1951, también se publicaron póstumamente en dos volúmenes (1962 y 1964).

Camus obtuvo en 1957 el Premio Nobel de Literatura:

«For his important literary production, which with clear-sighted earnestness illuminates the problems of the human conscience in our times.»

Murió en un accidente de coche en Villeblevin (Francia), el 4 de enero de 1960.

Galería fotográfica:

EIvo_9pWoAIy0Uy  EIvo_KSXYAAiH-Z.jpg  EIvo2jxWoAErBKk.jpg  EIvo3rhX0AAmq50  EIvo4MsWsAINadI.jpg  EIvo5-0W4AA3aci.jpg  EIvo6mnW4AEugug  EIvo6wtWwAUqbWT.jpg  EIvo8APWwAAK9zH  EIvo8PQW4AACZk4.jpg  EIvo84LW4AEzFJ-  EIvo9iCW4AAVtpm.jpg  EIvoxdTWoAEeUvr  EIvoxn7WwAAYRwi  EIvoydrXsAARVf8  EIvozHJWoAEvAhB.jpg  EIvpBnDWsAAvw75.jpg  EIvpBzuWkAEeCOb  EIvpDrxXsAAYfLc.jpg  EIvpF3DWwAEmX3b.jpg  EIvpHkCW4AQRSRi  EIvpIPFW4AAVmFs.jpg  EIvpJ39WkAEiBbZ  EIvpJMAXkAAbegn EIvpK7LX0AAOvkD.jpg  EIvpKEKWwAAPZ_L.jpg  EIvpMMTWsAAV_k7  EIvpNU2XsAECcxm.jpg  EIvpIPFW4AAVmFs.jpg   EIvpONzWwAUVm0q.jpg  EIwEaI3XUAA3DLf  EIwEbDkXsAEqRJL  EIwEbrqXkAIti1i.jpg  EIwkp24UYAEpTUR.jpg  EIwkqaVUYAIrg9K.jpg  EIwkqHCU0AE0k5o  EIwkqp8VAAETXzz  EIxKkFZXsAAzBiq.jpg