“Los formales y el frío” por Mario Benedetti

Poetas Hispanos

http://poetashispanos.net/magazine/los-formales-y-el-frio/ 

POESÍA

“Los formales y el frío” por Mario Benedetti

IMG_4807

Quién iba a prever que el amor ese informal
se dedicara a ellos tan formales

mientras almorzaban por primera vez
ella muy lenta y él no tanto
y hablaban con sospechosa objetividad
de grandes temas en dos volúmenes
su sonrisa la de ella
era como un augurio o una fábula
su mirada la de él tomaba nota
de cómo eran sus ojos los de ella
pero sus palabras las de él
no se enteraban de esa dulce encuesta

como siempre o casi siempre
la política condujo a la cultura
así que por la noche concurrieron al teatro
sin tocarse una uña o un ojal
ni siquiera una hebilla o una manga
y como a la salida hacía bastante frío
y ella no tenía medias
sólo sandalias por las que asomaban
unos dedos muy blancos e indefensos
fue preciso meterse en un boliche

y ya que el mozo demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia
extra seca y sin hielo por favor

cuando llegaron a su casa la de ella
ya el frío estaba en sus labios los de él
de modo que ella fábula y augurio
le dio refugio y café instantáneos

una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio
como se sabe en estos casos es bravo
decir algo que realmente no sobre

él probó sólo falta que me quede a dormir
y ella probó por qué no te quedás
y él no me lo digas dos veces
y ella bueno por qué no te quedás

de manera que él se quedó en principio
a besar sin usura sus pies frío los de ella
después ella besó sus labios los de él
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.

Mario Benedetti 

10 películas profundamente filosóficas que tienes que ver.

¡Hola muy buenas noches Amigas, Amigos, les comparto la versión editada de una publicación excelente que compartió mi querida Amiga Maty, disfrútenla!

CINE Y TV

10 películas profundamente filosóficas que tienes que ver.

Por 10/10/16.

https://hipertextual.com/juno/10-peliculas-profundamente-filosoficas-tienes-ver

Las películas profundamente filosóficas nos hacen mirar hacia nuestro propio espíritu y reflexionar acerca de cosas que dábamos por sentadas. Aquí diez ejemplares excelentes.

10 películas profundamente filosóficas que tienes que ver

Desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha usado su capacidad racional para cuestionar y a la vez, aprender de la realidad que lo rodea. Ya sea agrupando fenómenos en conceptos generales o expresando emociones a través de la pintura, la música o la escritura.

La filosofía nació cuando los primeros seres humanos se tomaron un tiempo libre de sus rutinas de supervivencia para preguntarse acerca del porqué de las cosas, de la existencia, de la experiencia. Tuvieron que pasar miles de años para que se inventara la herramienta más efectiva a la hora de ilustrar la condición humana: el cine.

Desde tiempos inmemoriales, las profecías anunciaban la llegada del salvador.  Desde tiempos inmemoriales, las profecías anunciaban la llegada del salvador.

No hay duda de que el séptimo arte es perfecto para exponer ideas filosóficas de manera que sean comprendidas y discutidas por cientos de miles de espectadores. El cine provee una libertad sin precedentes a la hora de contar una historia. Varios genios han aprovechado esto para estructurar cintas excelsas y profundas. A continuación verán diez interesantes filmes que destacan por el inmenso abismo filosófico que representan.

Como efecto dramático, están invitados a escuchar la siguiente canción mientras leen.

de cosas que dábamos por sentadas. Aquí diez ejemplares excelentes.

10 películas profundamente filosóficas que tienes que ver

10. El Séptimo Sello (1957)

the-seventh-seal

Ingmar Bergman es conocido por dirigir películas que exploran realidades con las que cualquiera de nosotros se puede identificar. Sus personajes suelen sufrir crisis existenciales; se preguntan si existe una vida después de la muerte, si la moralidad tiene sentido, si en verdad existe un dios, etc.

En el caso de El Séptimo Sello, un soldado que acaba de volver de luchar en las cruzadas se encuentra con la muerte; personificada por un sombrío individuo de capa negra. Viene a llevárselo al más allá, pero accede a jugar una partida de ajedrez con su víctima, en la que se juegan su alma.

La fe del protagonista ha sufrido un duro golpe después de los horrores que presenció en la guerra. En una conmovedora escena, se pregunta por qué Dios se esconde detrás de lejanas promesas y milagros dudosos. No puede librarse de pensar en un ser superior, pero está cansado de creer sin evidencias. Quiere conocer.

9. The Master (2012)

The Weinstein Company

Paul Thomas Anderson trabaja con dos conceptos esenciales en este filme: la introspección, como esta lleva a la sabiduría y a la felicidad, y el poder, como nadie en realidad está exento de ser dominado por algo o alguien.

Para analizar esto, el director cuenta la historia de Freddie Quell (Joaquin Phoenix), un veterano de la Segunda Guerra Mundial que ha quedado desequilibrado mentalmente y con algunas metas truncadas, producto del conflicto bélico en el que fue obligado a participar. Conoce por accidente a Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), el carismático líder de un culto similar a la cienciología; este usará sus métodos poco ortodoxos para ayudar a Freddie a dominar sus demonios.

Lancaster quiere parecer una especie de Sócrates delante de sus seguidores, pero se asemeja más a un predicador errante al que no le interesa demasiado la verdad, sino que prefiere creer en sus propias divagaciones metafísicas de dudosa lógica. Sin embargo, es capaz de escudriñar el alma de Freddie con sus brutales preguntas sistemáticas.

The Master es una película compleja y, a la vez, divertida. La relación entre Freddie y Lancaster es sumamente interesante. Con ella, el director explora las dinámicas del poder y de las creencias ciegas que pueden llegar a ser peligrosas para la razón, pero beneficiosas para el espíritu.

8. Rashomon (1950)

rashomon-025

¿Cuál es la realidad verdadera? ¿Puede ser percibida objetivamente, es decir, tal como es? Si la respuesta a estas preguntas es negativa, ¿en qué podemos basar la verdad de un enunciado? Los realizadores de Rashomon plantean todas estas interrogantes en su película.

Compuesta por recuentos de distintas perspectivas de un mismo hecho, la estructura de Rashomon fue drásticamente revolucionaria para su tiempo. El nombre del filme incluso ha pasado a denominar la estructura narrativa que adopta, es decir, distintos puntos de vista que se contradicen entre si.

El final del filme es bastante emotivo. Kurosawa aprovecha la oportunidad que le brinda la excelsa historia para intentar determinar la naturaleza humana. Concluye que es cierto que podemos ser egoístas e hipócritas muchas veces, pero la inclinación natural del ser humano es escoger el bien sobre el mal. Tanto las técnicas de iluminación como la manera de contar lo que sucede, no tenían precedentes en mil novecientos cincuenta, por lo que vale la pena echarle un vistazo a la originalidad de Rashomon.

7. Dead Man Walking (1995)

Gramercy Pictures

Existen muchos temas bastante difíciles de discutir; no hay duda que la existencia del libre albedrío es uno de ellos. Dead Man Walking utiliza un escenario comprometedor para exponer varios puntos acerca de este controvertido debate.

Sean Penn interpreta a un prisionero condenado a muerte que le escribe a una monja (Susan Sarandon) para que se apiade de él y lo ayude, declarando que es inocente de todo crimen. Esta es forzada a informarse de todos los aspectos del caso, en un intento determinar si las afirmaciones de Penn son verdaderas.

Todo esto se relaciona con el famoso artículo de filósofo inglés Peter Strawson, “Libertad y Resentimiento“. En él, Strawson afirma que no necesitamos saber si existe o no el libre albedrío para fundamentar nuestras prácticas penales. La racionalidad de estas es evidenciada por una serie de actitudes y sentimientos que los humanos experimentan al confrontar la injusticia, en la película esto es representado por los padres de las víctimas.

El personaje de Sarandon ve estos temas desde una perspectiva religiosa, similar a la de Strawson. Si un criminal quiere volver a ser considerado parte de la sociedad, debe demostrar que reconoce que sus acciones fueron malas; si es incapaz de hacer esto, se le debe mantener al margen, es decir, tras de rejas.

A estas alturas supongo que la canción de efecto dramático habrá terminado, aquí tienen otra.

6. Interstellar (2014)

Allstar/Legendary Pictures

Al igual que Dead Man Walking, Interstellar aborda el problema de la existencia del libre albedrío, pero desde un enfoque totalmente distinto, el de la física teórica. El punto central sucede cuando Cooper entra al agujero negro. Se encuentra en un teseracto, en el cual es capaz de observar cada momento en la vida de su hija. Pasado, presente o futuro, todo es lo mismo desde su perspectiva.

Esto significa que, al menos en el mundo de Interstellar, es claro que no existe el libre albedrío. Si cada instante de la vida de alguien puede ser percibido tan claramente como cualquier otra dimensión común, entonces el futuro ya está escrito. Todo depende de una causalidad ya trazada por las leyes físicas que rigen el universo.

Mind=Blown

Además de ser un incomparable espectáculo visual, Interstellar es también un viaje hacia los orígenes de las decisiones humanas, que desemboca en un deprimente resultado; pero, a la vez, esto hace que la cinta sea mucho más profunda e intrigante. Christopher Nolan hizo un gran trabajo con matices que recuerdan a Kubrick. Su clásica mezcla de viaje espacial con filosofía será difícil de olvidar. Pienso que es algo redundante agregar el trailer de un filme tan conocido; pero quizá algunos de ustedes acaban de despertar de una hibernación interestelar y aún no han visto esta excelente obra.

5. The Tree of Life (2011)

Terrence Malick se graduó de filosofía en la universidad de Harvard. Desde que era joven, el autor que más lo influenció fue Martin Heidegger. Considerado uno de los filósofos más importantes e influyentes del siglo XX, Heidegger propuso una ontología nueva. Menos preocupado por el aspecto cognitivo del conocimiento (a diferencia de Kant y Aristóteles), a este filósofo le interesaba más la existencia como tal. Elucida los misterios del ser a lo largo de su trabajo; concentrándose también en el lugar que ocupa el ser humano en el universo.

The Tree of Life es una cinta única, en donde la relación del hombre con la naturaleza es la base esencial de todo lo que sucede. Desde la creación del mundo hasta el desarrollo de una familia estadounidense, los lazos estrechos entre el individuo con lo que lo rodea son evidentes a lo largo de la cinta. Heidegger afirmaba que, para definir al hombre, es imposible separarlo de su entorno; este determina lo que el hombre es. No se puede entender uno sin el otro.

La ilustración de la crianza del protagonista es sumamente interesante desde un punto de vista epistemológico. Nunca antes se había visto una representación tan honesta y detallada del increíble proceso en el que un infante comienza a adaptarse al ambiente que lo rodea: lentamente va entiendo nuevos conceptos, desarrollando sus habilidades lógicas poco a poco.

Los dos estilos de vida expuestos: el de la madre (Jessica Chastain), camino de la gracia, y el del padre (Brad Pitt), camino de la naturaleza, imitan dos tendencias filosóficas contrarias: el idealismo y el empirismo, respectivamente. Los primeros son propensos a entender el mundo de manera teórica, desprestigiando la experiencia de manera platónica. Los segundos solo creen en el conocimiento proveniente del mundo, palpable y verificable, de manera aristotélica. El profundo trasfondo filosófico de Malick es evidente y admirable.

4. La mirada de Ulises (1995)

lamiradadeulises

El proyecto más personal del director griego Theo Angelopoulos también fue el más ambicioso. No solo estructuró un profundo drama político, sino que también aprovechó la oportunidad para estudiar la naturaleza del arte, de dónde surge y cuál es su fin.

El protagonista, llamado simplemente “A”, inicia su odisea con el objetivo de encontrar unos rollos de cine históricos que se creían perdidos. Piensa que, al encontrarlos, podrá recuperar su visión de cineasta, la cual se desvaneció luego de un extraño incidente.

A lo largo del filme, Angelopoulos expone la vida interior del protagonista. “A” experimenta una profunda introspección, esta le lleva a disipar sus inseguridades acerca de volver a realizar su arte, aspectos claves de la “terapia” platónica. Confirmando esto, la película comienza con la siguiente cita de Platón: “Y el alma, si debe conocerse a sí misma, tiene que observar el alma”.

3. Synecdoche, New York (2008)

Si han estado leyendo las últimas listas de cine publicadas en Hipertextual, ya deben estar cansados de leer párrafos y párrafos sobre este filme. Desgraciadamente, no puedo evitar agregarla también a esta lista; las implicaciones filosóficas inherentes a la trama son muy profundas para ser ignoradas.

Caden Cotard es un hombre como cualquier otro; batallando con el miedo a la soledad y a la muerte que frecuentemente acompaña la experiencia humana. Sin embargo, Caden está demasiado envuelto en sus propios problemas para darse cuenta de que todas las vidas humanas son similares. A todo individuo le rompen el corazón, o le destruyen los sueños, todos mueren, etc. Esto es, hasta el hermoso final de la cinta, en que Cotard entiende que todos somos representantes de una humanidad que marcha junta hacia la muerte; todos atormentados por problemas similares.

Más específicamente, el protagonista experimenta todos los pesados sentimientos existencialistas que el filósofo, Jean Paul Sartre, describe en sus obras. Su arte es condicionada por estos miedos, inseguridades y preocupaciones. Luego de intensas reflexiones, Caden logra vencer el nocivo solipsismo que nublaba su razón.

Una última canción para las conclusiones.

2. Room (2015)

Elevation Pictures/A24

Para los que conocen, así sea superficialmente, las enseñanzas de Platón, las influencias platónicas en esta cinta les abran parecido más que aparentes. Jack es un niño de cinco años que ha vivido toda su vida en una misma habitación. No está consciente de que existe todo un mundo afuera; su madre lo ha criado para que pensara que lo único que hay está contenido en esas cuatro paredes.

La verdad es que la mamá de Jack fue secuestrada hace años, el padre del niño es el secuestrador que aparece todas las noches para traer suministros y tener sexo con ella. Hasta que un día, el personaje de Brie Larson no lo soporta más y decide contarle todo a su hijo, ambos idean un plan para escapar.

El desarrollo que sigue es particularmente similar a la alegoría de la caverna que Platón expone en su obra maestra, La República. Esta consiste en un grupo de hombres que se encuentran encadenados en una cueva; solo son capaces de observar las sombras de los verdaderos objetos que hay fuera de la caverna. Por consiguiente, creen que esos espectros son todo lo que hay en la realidad. Uno de esos individuos rompe sus cadenas y es capaz de salir a la superficie para darse cuenta de la vastedad de la que se estaban perdiendo. Al principio, la luz del Sol lo ciega pero, poco a poco, se va acostumbrando hasta que logra contemplar la verdadera realidad. Cuando vuelve a su antigua morada a contar las buenas noticias, no es capaz de ver las sombras de la caverna, sus ojos se acostumbraron a los potentes resplandores; sus antiguos compañeros lo toman por tonto.

Según Platón, el filósofo representa el individuo que rompe sus cadenas. Así, debe hacer lo mismo con los necios que no quieren buscar la verdad. El viaje de Jack es extremadamente parecido a esta ingeniosa parábola. Su madre, que ha visto el exterior, le cuenta la verdad, este se rehúsa a creerla, al menos por un tiempo. Luego, cuando al fin logra salir, es cegado por la luz del Sol. Poco a poco va entendiendo que, lo que el conocía en su antigua prisión eran apenas bocetos de la variedad de objetos y experiencias que se encuentran en el mundo de afuera.

1. El Séptimo Continente

0d6ed832389bcd0995d16bd08af49faa9_675_489

La primera película del genio alemán, Michael Haneke, no es para nada fácil de ver; El Séptimo Continente es una experiencia bizarra que te dejará reflexionando por muchos días sobre su significado.

Trata de una familia austriaca de clase media-alta. Al principio sus vidas parecen normales, incluso banales de a ratos, pero la verdad está muy lejos de estas primeras impresiones. Poco a poco, los personajes van revelando sus verdaderos sentimientos, desembocando con un final que dejará a muchos con la boca abierta.

Michael Haneke estructura un relato moderno sobre los males del consumismo, las rutinas urbanas y el no ejercer (en términos heideggerianos) una “existencia auténtica”. El nivel de alienación que alcanzan los miembros de la familia protagonista es aterrador; tanto que nos hace preguntarnos nosotros estamos cerca de una vida así. Uno de los objetivos de la filosofía es hacernos conscientes de cosas que antes nos eran invisibles; no hay duda que El Séptimo Continente logra esto con espeluznante perfección.

 

Michael Jackson: Leyendas del pop. Ep. 12. La noche de “Moonwalk”

Michael Jackson

Leyendas del pop. Ep. 12. La noche de “Moonwalk”

by Libros y Letras

Por: Julián Franco Ocampo*.

julian-franco-foto-perfil*JULIÁN FRANCO OCAMPO.

Comunicador Social y Periodista, amante de la música, músico por adopción. Ha trabajado como corrector de estilo, programador, editor de video, locutor y compositor de música corporativa, actualmente se desempeña también como docente de fotografía. Leer más AQUÍ 

Sígalo en Twitter: @julianfranco_o Facebook: Julián Franco Ocampo

Instagram: @julianfrancoocampo Soundcloud: /julianfrancomusic

http://www.librosyletras.com/2017/06/michael-jackson-la-noche-de-moonwalk.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+LibrosYLetras+%28Libros+y+Letras%29 

La-noche-de-Moonwalk-de-michael-jackson-1  3171497119167_MD  Por LibrosyLetras

La noche de “Moonwalk”

Podcast audible y descargable desde Google Drive (clic aquí)

La noche del 15 de mayo de 1983, Michael Jackson se encontraba en la cocina, ensayando algunos pasos, mientras “Billie Jean” sonaba a gran volumen. Michael, había pedido un sombrero, pero en realidad nadie sabía qué era lo que realmente estaba haciendo, ni cuál era su propósito.

El sello disquero, Motown, fundado en Detroit en 1959, el hogar de toda aquella música soul de los años 60, 70 y 80, que en su catálogo contaba con estrellas de la talla de Smokey RobinsonStevie WonderDiana Rose, el gran Marvin Gaye, saldría al día siguiente al aire, con un programa especial, que se emitiría por la cadena NBC, llamado “Motown 25: Yesterday, Today, Forever”

Motown-Records Motown Records

El programa sería muy especial, puesto que, además de contar en una sola noche con las presentaciones de artistas muy selectos, tendría la participación de Diana Ross con las “Supremes”, que juntas, no ponían un pie en el escenario desde 1969. Habría también en el especial, una sección llamada “batalla de bandas” que contaría con la participación de los “Temptations” y los “Four Tops”…

Jackson, después de haber formado parte con sus hermanos de los inolvidables Jackson 5, para 1983 llevaba su carrera en solitario representado por el sello disquero, CBS, pero fue idea de Berry Gordy, representante y dueño absoluto de Motown Records, pedirle a Michael, en febrero de 1983, que se presentara con sus hermanos los Jackson, en el programa, para recordar esa época dorada de los años 60. Finalmente, los Jackson 5 no estaban juntos desde 1975…

Michael ciertamente, no estaba interesado en hacerlo, aunque al final, había dos razones para hacerlo: Por un lado, no olvidaba cuanto le debía a Gordy por todos aquellos “buenos tiempos”, y por el otro lado, era una oportunidad para presentar algo en vivo, del nuevo material.

Para ese momento, “Thriller“, su último album, estaba en la cima, de modo que si Michael podía presentar “Billie Jean” en solitario, aceptaría presentarse con sus hermanos. Era una situación bastante irónica: “Billie Jean”, no era parte del catálogo Motown, siendo este tema propiedad de CBS Records, pero aún así, Gordy aceptó el trato, y aquí comienza a gestarse la revolución que luego formaría parte de nuestras vidas…

La-noche-de-Moonwalk-de-michael-jackson-2 The Jackson 5

La noche del Show, el 16 de mayo de 1983, todos en su hogares ven suceder todas las presentaciones, una tras otra: Impresionante presentación de “The Four Tops” y los “Temptations”, los “Miracles”, Stevie WonderMarvin Gaye, y llega el momento de los hermanos Jackson de salir al escenario, con el tema “I Want You Back”, “The Love You Save” y el clásico “I´ll Be There”, pasando por (originalmente no emitido), “Never Can Say Goodbye”, para luego pasar a darse algunos abrazos con su hermanos. Al cabo de un rato, Michael se queda en el escenario recordando cuanto adoraba esas canciones de antaño, pero a la vez, cuanto quería “su nuevo” material…

Cuando nadie lo esperaba, suenan los primeros acordes de “Billie Jean”, y Michael luce su sombrero negro, aquel que nadie entendía para qué quería. Su cuerpo se movia al ritmo del tema, y de un momento a otro arroja con la mano derecha su sombrero lejos, ante la mirada atónita del publico… Lo que nadie sabía, es que Michael ya lo tenía todo planeado. El director de cámaras sabía exactamente lo que debía hacer. No era la noche de Motown, ni tampoco la noche de Berry Gordy, ni tampoco la noche de los Jacksons 5. Era la noche de Michael.

motown-25-jacksons The Jackson 5 en el “Motown 25: Yesterday, Today, Forever”

Cuando nadie lo esperaba, hace algunas rutinas, y al llegar al intermedio, cuando todos creen que ya han visto demasiado, Michael se desliza hacia atrás por primera vez, causando los gritos de la audiencia en medio de la locura de sus pasos… Al final de la actuación, el público se pone de pie para ovacionarlo…

Recordemos esa actuación de 1983, en donde quedaron consignados los gritos de la audiencia, en ese especial de Motown, que termina siendo la noche del Moonwalk.

Michael Jackson, “Billie Jean”

https://youtu.be/dQMSv9GE68U

La-noche-de-Moonwalk-de-michael-jackson-3 Michael Jackson interpretando “Billie Jean“, en el “Motown 25: Yesterday, Today, Forever”

Billie Jean”, en la noche de los 25 años de Motown Records, programa de televisión, especial de la cadena NBC.

Si bien el álbum “Thriller” de Michael Jackson para ese momento estaba en la cima, la actuación de aquella inolvidable noche, catapultó las ventas, hasta convertirlo en uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos. Con esta actuación, Michael sentó las bases de las coreografías modernas, por no hablar de toda una nueva generación de artistas que han sido influenciados por eso que se originó aquella noche… Todos al día siguiente hablaban de esa actuación. Su carrera nunca fue igual, y al final su legado, lo dejó en lo más alto, y hoy lo recordamos como el “El Rey del Pop”.

michael-jackson-thriller-album-cover Cover del álbum “Thriller” de Michael Jackson

Leyendas del Pop, es un programa de la Revista Libros & Letras. Mi nombre es Julián Franco. Acompañeme cada semana, y recordemos esas historias, mientras revivimos las canciones más recordadas de todos los tiempos. Hasta entonces.

Desde un lugar sin nombre. Ausencia de poesía, de pensamiento, de persona.

Desde un lugar sin nombre. Ausencia de poesía, de pensamiento, de persona.

by Libros y Letras 

 Por: Álvaro Mata Guillé*

ÁLVARO MATA GUILLÉ ÁLVARO MATA GUILLÉ.

Poeta, ensayista, gestor cultural, dramaturgo. Coordinador general del Corredor cultural Transpoesía. Leermás AQUÍ

Sígalo en

Facebook: www.facebook.com/alvaro.mata1
Twitter: @alvaromataguill
Instagram: alvaro.mata.guille

http://www.librosyletras.com/2017/06/ausencia-de-poesia-.html 

No es extraño que la filosofía, la ciencia, la poesía, estén ausentes, en apariencia, de la vida cotidiana, que no se mencionen –ni se tomen en cuenta– en las campañas electorales, ni aparezcan en los planes de gobierno, como tampoco que perezcan anquilosadas en los sótanos de las academias o banalizándose en la sección de espectáculos de los periódicos y se vacíen, como se ha ido vaciando el lenguaje. Su abandono es congruente con la decadencia cultural que viven las sociedades desde hace mucho tiempo, siendo un ejemplo de ello los sistemas educativos, encargados de saturar las aulas de formalismos e informaciones inútiles, antes que estimular la imaginación, el conocimiento, el balance crítico, sumidas en la burocratización y el sentimentalismo de los parámetros y los tratos, correspondiéndose con los nuevos valores que impone la sociedad de consumo, los que degradan referentes, invisibilizan la memoria y los vínculos, suprimen lo individual y lo transforman en una cosa más del mercado, en frivolidad, en indiferencia, en la monotonía de lo mismo, es decir, vedando el aliento vital de lo particular, que confrontado al entorno y a sí mismo,dio inicio a las culturas, al lenguaje, al ser humano. No vivimos ya en la época en el que ser era la casa del lenguaje y del olvido del ser –del ser en el tiempo– sino su vaciedad, la vaciedad del instante consumiéndose entre el vacío y el ruido.

“No vivimos ya en la época en el que ser era la casa del lenguaje y del olvido del ser –del ser en el tiempo– sino su vaciedad, la vaciedad del instante consumiéndose entre el vacío y el ruido.”

Al censurar lo individual, al vaciarlo o banalizarlo, se cercena –se debilita, se elimina, se sentimentaliza–, el elemento que da sentido a la sociedad plural: lo particular, la manifestación de lo propio, el sentir de cada uno, su intimidad, puesto que es en el individuo descubriéndose así mismo, palpando la interioridad de su cuerpo, el descubrir al otro como reflejo que le impregna, que principia lo plural, la convivencia, la cultura, lo social. Correlación entre sentir, pensar y existencia; entre lo diverso, lo disidente y lo distinto (no la uniformidad, ni lo mismo, tampoco la censura de la otra voz o del extrañamiento) en los que principia tanto la sociedad plural como a la persona, el pensamiento como la poesía: nuestra voz en la otra voz buscando su rostro en el lenguaje, buscándose a sí mismo en lo ausente, buscando su cuerpo y reconociendo su extrañeza ante el entorno, ante el abismo que se abre, en correspondencia también con el no saber que nos embarga, el vínculo con el otro y su misterio.

“No debe sorprendernos, ante estas circunstancias, el ascenso de la barbarie, del fascismo, o que un patán, un inepto, un tirano nos presidan, que se imponga como valor de la convivencia la frivolidad o lo indiferente, si la cultura que producimos emerge del entretenimiento, del consumo, de la nada”

No debe sorprendernos, ante estas circunstancias, el ascenso de la barbarie, del fascismo, o que un patán, un inepto, un tirano nos presidan, que se imponga como valor de la convivencia la frivolidad o lo indiferente, si la cultura que producimos emerge del entretenimiento, del consumo, de la nada. El ascenso del sentimentalismo adolescente, el vaciamiento del lenguaje, hacen, que desde la banalidad como parámetro cultural, se diluya no sólo lo distinto, sino al individuo sumido en lo superfluo. Tampoco es de extrañar, que poesía o pensamiento, en muchos casos, dejen de conversar con lo otro, con la otra voz, con el más allá de las palabras olvidándose de la oscuridad que nos invade e invade al entorno, siendo el reflejo de la frivolidad, de la impostura, de la negación del dolor, de la presunción en la nada, pues al olvidarnos de nosotros ante el abismo, ante el misterio, de nuestro tránsito, no sólo perdemos voz y rostro, perdemos nuestra humanidad.
Poeta, ensayista, gestor cultural, dramaturgo. Coordinador general del Corredor cultural Transpoesía (México, Costa Rica, Argentina, España). Es también uno de los coordinadores del Festival Internacional de poesía Abbapalabra. Director del proyecto Chimalhuacán a la orilla del lago (Estado de México), que busca renovar los vínculos sociales desde la literatura.
Algunos de sus libros: Debajo del viento; Sobre los fragmentos; Un país sin nombre; Más allá de la bruma. Próxima aparición: El individuo en la sombra.

 

 

Juan Torres López: LA CRISIS FINANCIERA GUÍA PARA ENTENDERLA Y EXPLICARLA.

2017. Cuatro meses y medio transcurridos sumidos en un tremendo torbellino de confusiones y ambivalencias que desatan emociones y sentimientos encontrados inexplicablemente mezclados que nos angustian y nos mortifican a todos. Una mezcla emocional de negación e ira explotó en los opositores al actual estado de cosas que generó acciones de rebeldía espontanea que no fueron muy eficaces. Afortunadamente están madurando los esfuerzos pensantes de muchos activistas en todo el mundo.

No hay que perder de vista que las formas y métodos más eficaces de represión ideológica y política son aquellos que pasan desapercibidos.

malcom

El siglo XXI se caracteriza por la incertidumbre, por la hegemonía del pensamiento a corto plazo y por el convencimiento de que no se necesita adoptar medidas y acciones de prevención. La incertidumbre genera impotencia, el pensamiento a corto plazo recorta el valor de la memoria hasta extremos que pueden dejarnos sin futuro y el desdén por la prevención nos hace irremediablemente fatalistas; es un caldo de cultivo fértil para que los intolerantes y poderosos señores de la guerra y del mal siembren con éxito odio, discordia y exclusión enfrentando a pueblos contra pueblos llevándonos hacia el abismo de nuestra propia destrucción.

Ahora más que nunca es indispensable pensar muy bien todo, pensar tres veces las cosas cuando menos.

Keynes dijo en 1924, entre otras cosas sabias y premonitorias:

“… El siguiente paso adelante debe venir, no de la agitación política o de los experimentos prematuros, sino del pensamiento. Necesitamos aclarar nuestros propios sentimientos mediante un esfuerzo de la mente. En la actualidad, nuestra simpatía y nuestra opinión propenden a estar en lados diferentes, lo que constituye un estado mental angustiado y paralizante. En el campo de la acción, los reformadores no tendrán éxito hasta que puedan perseguir firmemente un objetivo claro y definido, con sus inteligencias y sentimientos en sintonía. No hay ningún partido en el mundo, en el momento actual, que me parezca estar persiguiendo objetivos correctos por medio de métodos correctos. La pobreza material proporciona el incentivo para cambiar precisamente en situaciones en las que hay muy poco margen para la experimentación. La prosperidad material suprime el incentivo precisamente cuando no sería arriesgado probar suerte. Europa carece de medios, América de la voluntad, para dar algún paso. Necesitamos una nueva serie de convicciones que broten naturalmente de un sincero examen de nuestros propios sentimientos íntimos en relación con los hechos exteriores”.

El Dr. Juan Torres López es un distinguido activista pensante que ha aportado amplios conocimientos de economía y su experiencia como militante a favor de la worldrevolution que nos ayudan a todos, a entender y enfrentar la crisis global que hoy por hoy se viene agudizando a pasos acelerados.

Comparto con ustedes, amigas(os), lectores y colegas economistas, además de dos artículos relevantes de él, un resumen de sus datos personales y la dedicatoria, el prólogo, la introducción y un enlace a un libro completo que pueden bajar gratis y que considero es de la mayor utilidad para todos, por lo cual les pido por favor que lo compartan, vale la pena: La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla.

http://www.archivochile.com/Debate/crisis_08_09/crisis00156.pdf

Juan Torres López; Datos personales:  (www.juantorreslopez.com

jtl2015-3-293x300 Nacido en Granada (España) en 1954, donde estudió el bachillerato. Está casado y es padre de tres hijos, María, Juan y Lina.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad de Málaga, carrera que estudió siempre como becario.

Doctor en CC. Económicas y Empresariales desde 1981, dos años más tarde obtuvo la plaza de profesor Adjunto de Economía Política y Hacienda Pública en la Universidad de Granada. En octubre de 1984 se incorporó a la de Málaga como catedrático contratado, plaza que ocupó definitivamente como funcionario en diciembre de 1986 en el área de Economía Aplicada.

Desde octubre de 2008 es catedrático en la Universidad de Sevilla en el Departamento de Análisis Económico y Economía Política.

Durante toda su vida académica ha combinado la actividad docente e investigadora con la gestión de asuntos universitarios como Director de Departamento, Vicedecano, Decano de la Facultad de Derecho y Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la Universidad de Málaga. Ha ocupado también el cargo de Secretario General de Universidades e Investigación de la Junta de Andalucía.

Entre los libros de los que es autor destacan los manuales Economía Política (siete ediciones) e Introducción a la Economía. Otros de sus libros son Economía de la Comunicación de masas; La empresa industrial granadinaAnálisis Económico del Derecho. Panorama doctrinal; Tecnologías de la Información. Impactos y usos sociales; Desigualdad y crisis económica. El reparto de la tarta (dos ediciones); Economía del delito y de las penas (con Alberto Montero); La Economía Andaluza; España va bien y el mundo tampoco; Neoliberalismo. Sociedad, trabajo y poder financiero; Toma el dinero y corre. La globalización neoliberal del dinero y las finanzas. También es autor de un manual de Economía y otro de Economía de la Empresa para bachilleres. Ha coordinado y dirigido libros colectivos como La otra cara de la política económica. España 1984-1994; Pensiones Públicas, ¿y mañana qué? y Venezuela a contracorriente. Los orígenes y las claves de la revolución bolivariana.

Sobre la reciente crisis económica ha publicado La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla, con la colaboración de Alberto Garzón, un pequeño texto de divulgación también distribuido gratuitamente por la red en versión pdf, http://www.archivochile.com/Debate/crisis_08_09/crisis00156.pdf del que se han realizado docenas de miles de descargas y que ha llegado a tener cerca de 500.000 referencias en páginas web de todo el mundo. En 2010 publicó Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera, con Lina Gálvez Muñoz. Más tarde, La crisis de las hipotecas basura. ¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada?, con la colaboración de Alberto Garzón. Participó como coautor en el best seller Reacciona y también en ReaccionaDos. Más recientemente ha publicado con Vicenç Navarro y Alberto Garzón Hay alternativas.

Propuestas para crear empleo y bienestar en España, con prólogo de Noam Chomsky, y Lo que España necesita. Una réplica con propuestas alternativas a la política de recortes del PP. Y, por último, Contra la crisis otra economía, otro modo de vida.

Más tarde, con Vicenç Navarro ha escrito Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financiero y Lo que tienes que saber para que no te roben la pensión.

Con Daniel Lacalle y Emilio Ontiveros ha escrito Hablando se entiende la gente. Un debate plural sobre la economía española que es una llamada al entendimiento y la colaboración más plural posible para poder resolver en paz los conflictos y problemas de la economía española.

Su último libro, de momento, es El capitalismo en crisis. Del crac de 1929 a la actualidad.

Además de estos libros, ha escrito capítulos en otros colectivos, numerosos artículos cientificos o ponencias en reuniones y congresos y cientos de artículos de divulgación económica o análisis político, además de haber impartido docencia en diversas universidades y docenas de seminarios y conferencias en todo tipo de foros. Ha dirigido nueve tesis doctorales y diversos proyectos de investigación. Es también colaborador de numerosas organizaciones no gubernamentales, de asociaciones ciudadanas, partidos políticos y de sindicatos. Es miembro del Consejo Científico de ATTAC España.

Mantiene una página web (Ganas de Escribir: www.juantorreslopez.com) y colecciona los grafitis que fotografía en las paredes de las calles y los publica en el blog colecciondegrafitis.blogspot.com.

Dirección de correo electrónico: juantorres@us.es

Dirección postal:
Departamento de Análisis Económico y Economía Política
Facultad de CC. Económicas y Empresariales
Avda. C/ Ramón y Cajal 1
41018 Sevilla (España)

Ficha personal de investigador (Universidad de Sevilla)

Juan Torres López Ganas de escribir http://juantorreslopez.com

La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla: http://www.archivochile.com/Debate/crisis_08_09/crisis00156.pdf

Juan Torres López, con la colaboración de Alberto Garzón Espinosa.

LA CRISIS FINANCIERA

GUÍA PARA ENTENDERLA Y EXPLICARLA

Prólogo de Pascual Serrano

ATTAC 2009

La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla

http://www.archivochile.com/Debate/crisis_08_09/crisis00156.pdf

Dedicado a nuestras amigas y amigos de ATTAC y a todos los que en diferentes organizaciones, partidos, sindicatos o movimientos, con sensibilidades, creencias o militancias diferentes, tienen, sin embargo, la misma convicción y la misma aspiración que nosotros: hacer realidad ese otro mundo más justo que es posible.

PRÓLOGO

Nos dijeron que la economía estaba en crisis debido al alto precio del petróleo que estaba encareciendo la mayoría de la producción, a los dos meses la crisis era porque éste había bajado su precio a la mitad. Contaban que la economía iba bien cuando el precio de la vivienda estaba a unos niveles que ningún joven podía acceder a ella y en cambio se contabilizaban tres millones de casas vacías en España, hasta nos hacían felices porque los que teníamos vivienda ahora éramos ricos debido a la subida de los precios, y en realidad lo que sucedía era que nuestros hijos no podían comprar una. Nos inquietaban con el peligro de que explotara la burbuja inmobiliaria que provocaría la caída de los precios, a pesar de que esa hubiera sido la única forma de que algunos pudiesen comprarse una casa. Durante toda la vida habíamos pensado que un signo de mala situación económica era que subieran los precios de los productos que necesitábamos, pero ahora dicen que con la crisis bajarán y eso es todavía peor. Hace diez años recomendaban que nos hiciéramos un plan de pensiones privado porque el sistema público no estaría en condiciones de garantizar el pago de nuestra jubilación y ha resultado que ha sido el sistema público el que ha tenido que rescatar al privado de la bancarrota.

En nuestra sociedad, los “expertos” en economía vienen a ser como los brujos de las tribus salvajes que advertían de una terrible sequía dos semanas antes de que el poblado se inundara por unas torrenciales lluvias, y a pesar de eso seguían considerados como los sagrados adivinos cuando dejaba de llover.

Muchos hemos llegado a la conclusión de que en este siglo XXI leer buenos –y decentes- libros de economía es tan importante  como los de supervivencia si se va a una isla desierta. Y por eso yo leo a Juan Torres, por supervivencia en esta edad moderna. De forma que llega un catedrático de Economía como él y nos dice que lo que argumentaban los grandes gurús de la economía mediante matemáticas muy sofisticadas era “una tontería sin fundamento científico alguno pero que se divulgaba para que los multimillonarios puedan seguir jugando al casino”. O sea, el brujo de la aldea tomándonos el pelo en el siglo XXI. Y la prueba más clara es que hasta a Emilio Botín y a Alicia Koplowitz les sacó el dinero un estadounidense de nombre Madoff mediante el tocomocho de unas inversiones piramidales dignas de un trilero de la Gran Vía madrileña.

Todo lo que está sucediendo ahora lo advirtió hace cuatro años Juan Torres López en su libro “Toma el dinero y corre. La globalización neoliberal del dinero y las finanzas” (Icaria), pero Torres no tenía el reconocimiento de “brujo de la aldea” que dan los grandes medios y las instituciones financieras porque decía lo que a ellos no les interesaba, y lo silenciaron.

Lo que sí pregonaban pocos meses antes de que se desplomaran las finanzas estadounidenses y europeas, el 5 de abril, eran titulares como este del diario El País: “BBVA y el riesgo venezolano”.

Se hacían eco de que el banco español “BBVA acaba de advertir sobre la situación venezolana en el capítulo de riesgos del informe anual presentado ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos”. Seis meses después los gobiernos estadounidenses y europeos dedicaban sus fondos públicos a salvar la banca privada y el venezolano concedía 236,7 millones de dólares para 1.547 proyectos socioproductivos comunitarios.

Esos ejecutivos y banqueros que han provocado la crisis se siguen burlando de los ciudadanos cada día que pasa. Mientras conocemos los multimillonarios rescates bancarios con dineros públicos, en Munich se inauguraba en octubre de 2008, con gran éxito de asistencia, la Feria de Millonarios, donde encontramos un teléfono móvil que se vende por 178.000 euros, una almohada adornada con diamantes por 300.000 euros, cigarros envueltos en oro, el último Ferrari, el mayordomo perfecto, yates, casas de caviar y champán… Esos días se conoció que el dueño de la inmobiliaria española Fadesa se adjudicó a su cuenta personal 139 millones de euros de la empresa antes de declarar la suspensión de pagos, que los ejecutivos de la aseguradora AIG se fueron una semana de vacaciones gastándose un total de más de 440.000 dólares alojándose en un hotel de California que cuesta mil dólares por noche, tras recibir los 85.000 millones de dólares del rescate del gobierno estadounidense. La división aseguradora del desaparecido Fortis, cuyos restos fueron comprados a precio de saldo por BNP Paribas, se gastaron 150.000 euros en una cena en el prestigioso restaurante Louis XV del hotel monegasco de Paris Monte-Carlo, el más caro de todo el Principado.

Aunque la crisis es básicamente financiera y del sector de la construcción, un estudio (1) señalaba que los directivos de las entidades financieras tienen un salario medio de entre 80.000 y 250.000 euros y los de las promotoras o constructoras entre 100.000 y 240.000 euros. Estos sueldos, según el estudio, sólo son superados por los socios de los despachos de abogados. Sirva como ejemplo que durante 2008 la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, tuvo un aumento de sus emolumentos del 18 % para llegar a ingresar 3,67 millones de euros. A ellos hay que añadir “los 3,8 millones que el banco aportó a su plan de pensiones, que se eleva ya a 21,7 millones” (2). El resto de los miembros del Consejo de Administración percibió durante 2008 un 36,9 % más que el año anterior, y los once miembros de la alta dirección vieron su retribución aumentada un 34,6 %, hasta alcanzar un sueldo medio de 742.000 euros. En Estados Unidos no es diferente. Mientras la financiera Merrill Lynch aprobaba los planes de despidos y recibía ayudas del gobierno, su presidente, John Thain, se gastaba 1,2 millones de euros en amueblar su despacho. Entre sus adquisiciones, alfombras de 67.000 euros y una mesa de 19.200. Así se viven las crisis cuando uno es directivo de una gran empresa o banco. Al final tenía razón Bertolt Brecht cuando afirmaba que el delito no era robar un banco, sino fundarlo.

(1) Público 26-11-2008.

(2) Público 24-1-2009.

En realidad, como me dijo mi amigo Santiago Alba, a estas alturas no deberíamos escandalizarnos, esa gente siempre se dedicó a comer y a beber bien mientras la humanidad se muere de hambre, no hay ninguna novedad.

Y mientras todo eso sucede, y tras destinar el gobierno español millones de euros para la banca privada, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, se limitaba a declarar: “Yo confío en que las entidades financieras […] tomen la decisión de garantizar crédito a los ciudadanos”3. Y la organización de consumidores OCU y el sindicato CCOO pedían al gobierno que si un banco quiebra se aumente la garantía del fondo de depósitos de los 20.000 euros de ahora a 150.0004. Se trataría de que entre todos los ciudadanos, incluidos los que no tenemos ese dinero, pagásemos los 150.000 que alguien tenía ahorrado en una cuenta bancaria y que los directivos del banco se hubieran encargado de esfumarlos.

3 RNE 11-12-2008.

4 Público 2-10-2008.

Este libro de Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa, “La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla”, nos revela que el dinero que circula por el mundo es falso, puesto que se mueven 5,5 billones de dólares en la economía financiera de los mercados de cambios y en las bolsas mientras que el comercio mundial es cien veces menos, que los préstamos hipotecarios eran los denominados NINJA, acrónimo de “No Income, No Job and No Asset”, es decir a personas sin ingresos, sin trabajo y sin patrimonio que así creían tener algo; y que en Estados Unidos, al igual que en España, el 40 por ciento de las viviendas compradas no estaban destinadas para ser habitadas. El capitalismo ha creado un sistema en que el dinero no es dinero, a los pobres los hipotecan para que crean que no son pobres y las casas no son para vivir. ¿Y cómo puede suceder esto? Por eso comencé diciendo que hay que leer libros de economía como si se tratase de guías de supervivencia.

Nos encontramos en una situación en la que ni los gestores del capitalismo se fían de él. Afirman los autores del libro que no es que faltase liquidez en los mercados sino que los bancos no se fían de ellos mismos y ninguno presta dinero, uno de estos bancos puede iniciar una campaña de rumores sobre la insolvencia de otro y conseguir hundirlo en la Bolsa para comprarlo a precio de saldo. Como consecuencia, el dinero queda aprisionado en la psicosis que ellos han creado y la economía se paraliza. Supimos que el Tesoro de EEUU estaba colocando sus letras a un interés del 0% porque “los inversores parecen sentirse mejor poniendo su dinero en manos del Gobierno que en las de los bancos”5. Al final el estigmatizado Estado, acusado de incapaz por los neoliberales, les merece más confianza que los bancos que ellos han creado y gestionado.

5 El País 11-12-2008.

Y todo esto no sería tan grave si no fuese porque detrás de ello existe la mayor de las crueldades. Algo mucho peor que explotar la fuerza de trabajo de un semejante mientras se le mantiene en la pobreza –que ha sido el principio fundamental del capitalismo histórico-, es lanzarse a la especulación con la compra masiva de productos alimenticios básicos provocando subidas espectaculares de precios y provocando que millones de personas mueran de hambre al no poder ya comprarlos.

Este es un libro de economía que incluye algo que los economistas del poder ya nunca nos recuerdan: la humanidad. La humanidad necesaria para tener en cuenta a quienes pasan hambre o quienes no tienen un trabajo para sobrevivir. Con la economía quieren hacer como con el periodismo, que con su neutralidad y asepsia mantenga la equidistancia entre nazis y víctimas del campo de concentración, o que mantenga el equilibrio informativo entre el “terrorista” palestino de Gaza que resulta que tenía cinco años y el “defensor” de Israel que bombardeaba colegios desde un F-16.

El trabajo de Juan Torres y Alberto Garzón no termina dando recetas económicas milagrosas porque solo hay dos: subvertir la inmoralidad dominante para sustituirla por la ética y la decencia, y levantar la voz para amotinarse contra los miserables que nos han llevado hasta aquí. Los autores tampoco evitan señalar a los últimos responsables: los gobiernos, los bancos centrales y los grandes organismos internacionales que con su pasividad permitieron esta situación puesto que establecieron las normas y las condiciones de juego para el saqueo y el crimen de los bancos. Esto ha sido posible porque los dueños del dinero han tomado el control de la política. Por eso Emilio Botín no rinde cuentas ante los jueces aunque su banco entregase a Hacienda información falsa sobre casi diez mil operaciones bancarias por valor de 145.000 millones de pesetas presentando como titulares a testaferros del tipo de personas fallecidas, ancianos desvalidos, parados o emigrantes que nada sabían de esas operaciones. Las leyes se hacen para los que manejan el dinero, los gobiernos ejecutan las políticas que ellos desean y la justicia está a su servicio y les garantiza la impunidad. Por esto en esta sociedad tiene más derechos una firma comercial que una persona y hasta resulta preferible ser una empresa que un ser humano. Llevábamos años escuchando que no había dinero para luchar contra el hambre en el mundo, para asistir a los enfermos de SIDA o para ofrecer sanidad a toda la población mundial y de la noche a la mañana aparecen billones para salvar a los bancos.

Este libro nos da las claves de la artimaña y la estafa.

Estamos antes un golpe de Estado, o salimos a la calle o se quedarán definitivamente al frente del poder.

Pascual Serrano. Febrero 2009.

La tarea que tienen por delante las izquierdas no es poca ni fácil. Pero si hay algo que está claro es que hay que empezar por analizar con rigor la situación, por denunciar sin descanso lo que está ocurriendo y por ofrecer a la sociedad alternativas que se puedan tocar con la mano, que no solo sean cantinelas ni el recurso al viejo nominalismo que a nada conduce.

Tenemos la seguridad de que la crisis económica que estamos sufriendo es un hito histórico que la izquierda debería aprovechar para mostrar a los ciudadanos que la acumulación que es capaz de generar el capitalismo no es sino un gran fiasco, un fraude, una vía sin retorno, un callejón sin salida, una quimera que lleva justamente a donde estamos, a la debacle financiera y a la crisis global.

INTRODUCCIÓN

La crisis que estamos viviendo es la más seria del último siglo. El capitalismo basura de la especulación financiera generalizada ha hecho saltar por los aires el empleo y la estabilidad macroeconómica, ya de por sí precarios en los últimos años de predominio neoliberal.

Los dirigentes políticos no tienen alternativas, los banqueros (verdaderos y directos causantes de la crisis) tratan de evadir sus responsabilidades mientras utilizan las billonarias ayudas que reciben de los estados para sanear en la medida en que pueden sus balances. Los ciudadanos asisten perplejos al aumento vertiginoso del desempleo, a las quiebras de empresas y al incremento de la deuda.

Y, mientras tanto, las izquierdas permanecen prácticamente ausentes. Unas, silenciosas por torpeza o complicidad. Otras, silenciadas porque no han sido capaces de empoderar a los ciudadanos. Y todas, divididas, confusas y sin ser capaces de tomar con firmeza la iniciativa para informar, formar y movilizar a los millones de personas que cargan los efectos de la crisis sobre sus espaldas.

Esto ocurre en gran parte porque las izquierdas han descuidado en los últimos decenios la práctica unitaria y la formación y el diseño de alternativas capaces de aglutinar a los movimientos sociales, a las organizaciones, sindicatos, partidos y personas individuales en una gran oleada de rebeldía y respuesta al neoliberalismo.

Los perjudicados de todo esto son los millones de trabajadores y desempleados, mujeres y hombres desamparados que, sin representación político social y fragmentados, no pueden enfrentar al dominio neoliberal más que su resignación, frustración y sufrimiento.

La tarea que tienen por delante las izquierdas no es poca ni fácil. Pero si hay algo que está claro es que hay que empezar por analizar con rigor la situación, por denunciar sin descanso lo que está ocurriendo y por ofrecer a la sociedad alternativas que se puedan tocar con la mano, que no solo sean cantinelas ni el recurso al viejo nominalismo que a nada conduce.

Esta última convicción es la que nos ha llevado a participar en docenas de charlas, seminarios de formación y reuniones de todo tipo en los últimos meses.

Tenemos la seguridad de que la crisis económica que estamos sufriendo es un hito histórico que la izquierda debería aprovechar para mostrar a los ciudadanos que la acumulación que es capaz de generar el capitalismo no es sino un gran fiasco, un fraude, una vía sin retorno, un callejón sin salida, una quimera que lleva justamente a donde estamos, a la debacle financiera y a la crisis global.

En estos momentos en que la especulación financiera ha abierto las carnes del capitalismo, las organizaciones de la izquierda, de todas sus sensibilidades y corrientes, deberían convertirse en redes globales de denuncia y sus militantes y afiliados en los granos de arena que fuesen mostrando por doquier lo que está pasando, que enseñaran a los ciudadanos lo que han hecho los bancos con su dinero, el apoyo que los bancos centrales y los gobiernos han prestado a los especuladores multimillonarios que han provocado la crisis y, en fin, que le ofrecieran las medidas alternativas que hay que tomar sin dilación para evitar que todo se vaya derrumbando poco a poco.

Este pequeño libro es una modesta contribución a esta denuncia.

No podemos ir a más sitios a explicar lo que está ocurriendo y creemos que lo oportuno era proporcionar esta guía para entender y explicar la crisis.

El libro resume un texto más amplio y documentado sobre la crisis y sus alternativas de los mismos autores que publicará Editorial Icaria. Esta edición resumida está concebido como una guía sencilla para entender los hechos y principios más importantes y que nos parecen esenciales para explicar la crisis, para hacerla comprensible económica y políticamente.

Pretende ser una especie de prontuario para la acción y la movilización que movimientos sociales como ATTAC tratan de promover contra la injusticia global que lleva consigo el capitalismo financiero.

Es un texto breve que quiere servir para que otras muchas personas puedan seguir la cadena de concienciación y denuncia para prolongarla hacia todas las latitudes, para que no quede ni un vecino, ni un conciudadano de cada uno de nosotros a quien no le hayamos explicado el robo gigantesco que han perpetrado los bancos y los financieros, los costes humanos terribles que tiene la especulación, y la criminal alternativa que consiste en rescatar con billones de euros a los que han causado la crisis mientras que se niega un puñado de miles para evitar que cada día se sigan muriendo de hambre más de 25.000 personas y más de 6.000 por falta de agua en todo el mundo.

Ojalá sea útil y contribuya a generar las olas de rebeldía y denuncia necesarias para hacer posible otro mundo más justo y humano.

Sevilla y Madrid, febrero de 2009.

¿Quién teme a la competencia y quién vive del Estado?

12 de Mayo de 2017. Por Juan Torres López.

Publicado en el diario.es el 8 de mayo de 2017.

Uno de los mitos económicos que con mayor éxito se han difundido siempre es el que vincula la mayor competencia con los intereses de las empresas y su defensa con la práctica de las derechas, mientras que a los trabajadores y a sus representantes, sindicatos o partidos de izquierdas, se les achaca el querer siempre vivir a expensas del Estado y de las rentas que generan los demás.

Parece mentira que después de tantos años de poder comprobar cómo funcionan en realidad las economías capitalistas se pueda decir algo así, pero lo cierto es que se dice a diario y con un extraordinario efecto de convicción.

Parece mentira porque lo cierto es que las grandes empresas no sólo no desean la competencia, que es el principal motor de los mercados eficientes, sino que son, por regla general, la primera causa de que desaparezca. No creo que se pudiera encontrar en todo el planeta una sola gran empresa que se precie y que no tenga un departamento orientado precisamente a combatir la competencia y, más concretamente, a tratar de influir de cualquier modo para que los gobiernos legislen de la manera que les sea más conveniente, concediéndole privilegios y más poder de mercado. Se podrían contar por miles las normas legales, desde las leyes más generales a las directrices más concretas, que han salido directamente de alguno de esos departamentos sin que en los parlamentos se haya podido modificar una coma en beneficio colectivo. Quien ha tenido alguna experiencia legislativa o de gestión lo sabe perfectamente.

La colusión y los acuerdos para acabar con la competencia son la regla precisamente porque ésta es el mayor enemigo de las empresas que solo buscan ganar cada vez más dinero, puesto que allí donde hay más competencia los precios son más bajos y no se disfruta de beneficios extraordinarios. Por eso, las absorciones, las fusiones, los cárteles, los holdings… las diferentes formas de concentración y centralización del capital han sido siempre el hilo conductor del capitalismo y no hay un sector económico consolidado en donde la lógica imperante no sea la de cada vez menos empresas dominando el mercado. Mercado sí, pero sin competencia y bien protegido por las normas que el Estado promulgue al dictado de la gran empresa o de la banca.

El gran Adam Smith se dio cuenta muy pronto de ello y lo expresó con palabras tan sabias como bellas: “Rara vez se verán juntarse los de la misma profesión u oficio, aunque sea con motivo de diversión o de otro accidente extraordinario, que no concluyan sus juntas y sus conversaciones en alguna combinación o concierto contra el beneficio común, conviniéndose en levantar los precios de sus artefactos o mercaderías”.

La competencia suele ser el caldo de cultivo de las innovaciones, del progreso y del lucro, pero la paradoja es que su efecto benéfico desaparece en la misma medida en que el afán de lucro creciente se impone y la destruye. Las empresas y bancos que quieren ser cada día más grandes y aumentar sin descanso sus cifras de resultados saben que es verdad lo que se ponía en boca del Nobel de Economía John Nash en la película Una mente maravillosa: “la competencia siempre produce perdedores”. Por eso no la desean y luchan diariamente por acabar con ella.

A pesar de ello, como decía, el relato dominante es que las empresas y las derechas que defienden sus intereses buscan generalizar la competencia en los mercados mientras que los trabajadores solo quieren vivir de los demás.

Muchos datos reflejan que tampoco esto último es cierto, ni lo es ahora ni lo ha sido a lo largo de la historia.

En mi libro Economía para no dejarse engañar por los economistas menciono, por ejemplo, los resultados de diversas investigaciones realizadas por Anwar Shaikh y Ahmet Tonak que demuestran para Estados Unidos que quienes se “benefician” del Estado de Bienestar (que los liberales consideran como el mayor de los expolios) contribuyen a financiarlo a través de impuestos con cantidades mayores de las que suponen los beneficios que reciben. Y a conclusiones parecidas se ha llegado en otros países. Como en España, donde sabemos que las transferencias monetarias del Estado benefician en mayor medida a los grupos de mayor renta. Por no hablar de las ayudas estatales directas o indirectas de todo tipo que viene recibiendo los bancos y grandes oligopolios o, más sencillamente, las decisiones de gasto que toman los gobiernos sin otro sentido que proporcionarles negocio tras negocio. ¿Qué gran empresa, qué banco, qué gran fortuna existiría como tal en España sin la ayuda del Estado? Posiblemente sobrarían dedos de las manos para poder contarlas.

Afirmar que las clases trabajadoras son los grupos sociales parasitarios que viven de los demás no es solo un mito sin fundamento sino una contradicción en su propio término porque es materialmente imposible que se pueda crear cualquier tipo de riqueza sin el trabajo y lo cierto es que los propietarios del trabajo solo reciben una pequeña parte del valor total que generan con su colaboración de todo tipo en la producción.

Son las grandes empresas, los bancos y las grandes fortunas que se generan en su entorno quienes han asaltado los Estados y conquistado el poder que les permite vivir de rentas y no de la innovación y el riesgo, protegerse con normas y leyes que ellos mismos escriben y apropiarse de la riqueza de otros, limpiamente unas veces y corruptamente las más, como desgraciadamente estamos viendo día a día en nuestro país.

Dicho esto, no puede negarse, sin embargo, que si el mito se ha difundido hasta la saciedad es en cierta medida porque buena parte de las izquierdas y de la representación de las clases trabajadoras han tenido históricamente una evidente confusión sobre la realidad que hay detrás del capitalismo. Lo han vinculado equivocadamente con el mercado y no han sabido apreciar que, aunque parezca una paradoja, la competencia y la eficacia en la generación de riqueza son y deben ser perfectamente compatibles con la solidaridad, con el bienestar colectivo e incluso con la cooperación. Y han creído con demasiada frecuencia que los ingresos y la riqueza son una especie de don o que el progreso y lo revolucionario consiste en creer que todo es gratis.

ECONOMIAJTL-330x471.jpg

Economía para no dejarse engañar por los economistas.

Juan Torres López. Deusto Ediciones. Barcelona 2016.

El título de este libro hace honor a la gran economista británica Joan Robinson, quien decía que el sentido de estudiar economía es «aprender a no dejarse engañar por los economistas». Una advertencia más necesaria que nunca hoy en día, cuando los economistas ocupan cada vez más espacio en los medios de comunicación y palabras como paro, deuda, inflación, recesión, pensiones, prima de riesgo o siglas como PIB, IPC o FMI forman parte de nuestro lenguaje cotidiano.

Los economistas pueden engañarnos cuando hablan de la economía como si ésta fuese una ciencia exacta que proporciona análisis y respuestas únicas, objetivas y ajenas a los valores y a los intereses de cada persona.

Índice

Presentación

  1. ¿La economía es una ciencia y debemos aceptar como verdadero todo lo que proponen los economistas?
  2. ¿Tenemos problemas económicos porque hay escasez o se sufre escasez porque los recursos se distribuyen mal?
  3. ¿Los sujetos humanos somos realmente egoístas, racionales y solo buscamos maximizar la ganancia?
  4. ¿Qué tipo de actividades hemos de llevar a cabo los seres humanos para satisfacer nuestras necesidades?
  5. ¿Qué es el dinero, qué formas tiene hoy día y qué funciones desarrolla en la vida económica actual?
  6. ¿Qué es el capitalismo y qué ventajas e inconvenientes tiene respecto a otros sistemas económicos?
  7. ¿Cómo funciona realmente el mercado en las economías capitalistas?
  8. ¿De dónde vienen los ingresos con los que podemos adquirir los bienes y servicios?
  9. ¿Se puede prescindir de la intervención del Estado en la economía aunque los mercados funcionen a la perfección?
  10. ¿Qué es el PIB, cómo se calcula y qué inconvenientes tiene utilizarlo para medir el éxito o el fracaso de las economías?
  11. ¿Cómo se hacen las grandes previsiones macroeconómicas y por qué suelen ser tan equivocadas?
  12. ¿Por qué la inversión es tan importante en nuestras economías y qué se puede hacer para que aumente?
  13. ¿Qué son los Presupuestos Generales del Estado y por qué tienen tanta importancia para la economía?
  14. ¿Por qué se dice que el gasto público ayuda a mejorar en los malos momentos de la economía y evita que ésta empeore cuando va bien?
  15. ¿Quién y cómo financia los gastos del Estado y qué problemas conlleva esa financiación?
  16. ¿Es bueno o malo que haya impuestos?
  17. ¿El Estado debe comportarse como una familia, no gastando más de lo que ingresa?
  18. ¿Cuándo y por qué es peligroso que la deuda pública sea demasiado alta como sucede en Europa?
  19. ¿Qué es el sistema financiero, qué funciones tiene y qué problemas genera si no actúa adecuadamente?
  20. ¿Qué es el dinero bancario, cómo lo crean los bancos y qué consecuencias tiene que los bancos puedan crearlo de la nada sin apenas límite?
  21. ¿Qué es un banco central, a qué se dedica y qué ventajas e inconvenientes tiene que sea independiente?
  22. ¿Qué cantidad de dinero circula en la economía y qué relación tiene con el volumen de la producción de bienes y servicios?
  23. ¿Cómo se fija el precio del dinero (el tipo de interés) y cómo nos influye que sea más o menos caro?
  24. ¿Qué es la política monetaria, quién la dirige, cómo y para qué?
  25. ¿Cómo influyen las relaciones económicas con el exterior en la economía y qué es mejor para las naciones, proteger sus intereses nacionales o abrirse al exterior sin ningún tipo de trabas?
  26. Si cada país tiene una moneda ¿cómo se pagan los intercambios que hacen entre ellos?
  27. ¿Cómo conviene que esté el tipo de cambio de una moneda, muy alto o muy bajo, y qué se puede hacer para que esté en el nivel que nos convenga?
  28. ¿Qué es la especulación financiera y con qué métodos e instrumentos se especula hoy día en los mercados financieros?
  29. ¿De dónde sale la ingente cantidad de dinero que se utiliza actualmente en la especulación generalizada?
  30. ¿Qué caracteriza al comercio internacional en nuestros días, y quién gobierna las relaciones financieras internacionales?
  31. ¿Cuándo se dice que una economía está en equilibrio, qué pasa si no lo está y qué se puede hacer para corregir el desequilibrio?
  32. ¿Qué se entiende por crecimiento económico, cómo se mide y de qué depende que las economías crezcan más o menos, o de un modo u otro?
  33. ¿La economía funciona con ciclos, siempre con etapas buenas después de las malas?
  34. ¿Es cierto que las crisis son inevitables, que no se pueden predecir y que nadie predijo la actual?
  35. ¿El crecimiento económico es suficiente y deseable en sí mismo o hay que aspirar a algo distinto?
  36. ¿Qué diferentes problemas produce la inestabilidad de los precios y qué consecuencias tienen?
  37. ¿Cuáles son las causas de la inflación según la teoría económica?
  38. ¿Cómo se puede combatir la inflación y qué efectos tiene que se haga de un modo u otro?
  39. ¿Qué se entiende exactamente en economía por empleo y desempleo y qué dice la teoría económica sobre las causas y las soluciones del paro?
  40. ¿Hay que flexibilizar el mercado laboral y bajar salarios para crear empleo?
  41. ¿Hay que bajar salarios para ser más competitivos?
  42. ¿La deuda pública frena el crecimiento económico?
  43. ¿La deuda pública aumenta porque se vive por encima de nuestras posibilidades y porque el Estado derrocha?
  44. ¿Por qué en Europa los déficits públicos no pueden ser superiores al 3% y qué consecuencias tiene que se siga ese criterio?
  45. ¿Lo público es más ineficiente y funciona siempre peor que lo privado?
  46. ¿Las pensiones públicas están en peligro por el envejecimiento de la población?
  47. ¿El Estado de Bienestar es insostenible por falta de recursos y no hay más remedio que acabar con él?
  48. ¿Qué es la globalización y que ventajas e inconvenientes tiene?
  49. ¿Qué provoca la enorme desigualdad que hay en el mundo, por qué se ha convertido en el principal problema económico de nuestro tiempo y cómo se podría combatir?
  50. ¿Hay un solo pensamiento económico válido y es cierto que en economía no hay alternativa?

DATOS DEL LIBRO

Nº de páginas: 432 págs.

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: DEUSTO S.A. EDICIONES

Lengua: CASTELLANO

ISBN: 9788423426492.

El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha

El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha

El libro completo.

quijote

¡Leí su historia muchas veces. Y entonces supe. Usted no estaba loco, don Alonso. El loco fui yo, tan conforme con este mundo depravado. Ayudé a quemar casas de su imaginación y sólo ahora sé que usted no inventaba el mundo del pasado sino el que vendrá algún día, digno, libre, felicísimo. Gracias a usted conozco la certidumbre de lo que no se ve y la necesidad de acercarlo con los actos. A punto de irse usted se arrepintió de esa aventura. Lo contradigo una vez más: usted vivió cuerdo y murió loco!!

Definición de Juan Gelman en el Diccionario Quijotesco.

 http://www.elmundo.es/quijote/

la-libertad-de-cervantes

https://sites.google.com/site/jestoryaslejestor/editorial/biblioteca

IMG_0627

Capítulo I

Que trata de la condición y ejercicio del famoso hidalgo D. Quijote de la Mancha

Capítulo II

Que trata de la primera salida que de su tierra hizo el ingenioso D. Quijote

Capítulo III

Donde se cuenta la graciosa manera que tuvo D. Quijote en armarse caballero

Capítulo IV

De lo que le sucedió a nuestro caballero cuando salió de la venta

Capítulo V

Donde se prosigue la narración de la desgracia de nuestro caballero

Capítulo VI

Del donoso y grande escrutinio que el cura y el barbero hicieron en la librería de nuestro ingenioso hidalgo

Capítulo VII

De la segunda salida de nuestro buen caballero D. Quijote de la Mancha

Capítulo VIII

Del buen suceso que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación

Capítulo IX

Donde se concluye y da fin a la estupenda batalla que el gallardo vizcaíno y el valiente manchego tuvieron

Capítulo X

De los graciosos razonamientos que pasaron entre D. Quijote y Sancho Panza su escudero

Capítulo XI

De lo que sucedió a Don Quijote con unos cabreros

Capítulo XII

De lo que contó un cabrero a los que estaban con Don Quijote

Capítulo XIII

Donde se da fin al cuento de la pastora Marcela, con otros sucesos

Capítulo XIV

Donde se ponen los versos desesperados del difunto pastor, con otros no esperados sucesos

Capítulo XV

Donde se cuenta la desgraciada aventura que se topó Don Quijote en topar con unos desalmados yangüeses

Capítulo XVI

De lo que le sucedió al ingenioso hidalgo en la venta que él imaginaba ser castillo.

Capítulo XVII

Donde se prosiguen los innumerables trabajos que el bravo Don Quijote y su buen escudero Sancho Panza pasaron en la venta, que por su mal pensó que era castillo

Capítulo XVIII

Donde se cuentan las razones que pasó Sancho Panza con su señor Don Quijote con otras aventuras dignas de ser contadas.

Capítulo XIX

De las discretas razones que Sancho pasaba con su amo, y de la aventura que le sucedió con un cuerpo muerto, con otros acontecimientos famosos.

Capítulo XX

De la jamás vista ni oída aventura que con más poco peligro fue acabada de famoso caballero en el mundo, como la acabó el valeroso D. Quijote de la Mancha

Capítulo XXI

Que trata de la alta aventura y rica ganacia del yelmo de Mambrino, con otras cosas sucedidas a nuestro invencible caballero

Capítulo XXII

De la libertad que dio Don Quijote a muchos desdichados que mal de su grado los llevaban donde no quisieran ir

Capítulo XXIII

De lo que sucedió al famoso Don Quijote en Sierra Morena, que fue una de las más famosas aventuras que en esta verdadera historia se cuentan

Capítulo XXIV

Donde se prosigue la aventura de la Sierra Morena

Capítulo XXV

Que trata de las extrañas cosas que en Sierra Morena sucedieron al valiente caballero de la Mancha, y de la imitacion que hizo a la penitencia de Beltenebros

Capítulo XXVI

Donde se prosigue las finezas que de enamorado hizo Don Quijote en Sierra Morena

Capítulo XXVII

De cómo salieron con su intención el cura y el barbero, con otras cosas dignas de que se cuenten en esta grande historia

Capítulo XXVIII

Que trata de la nueva y agradable aventura que al cura y barbero sucedió en la misma sierra

Capítulo XXIX

Que trata del gracioso artificio y orden que se tuvo en sacar a nuestro enamorado caballero de la asperísima penitencia en que se había puesto

Capítulo XXX

Que trata de la discreción de la hermosa Dorotea, con otras cosas de mucho gusto y pasatiempo

Capítulo XXXI

De las sabrosos razonamientos que pasaron entre Don Quijote y Sancho Panza su escudero, con otros sucesos

Capítulo XXXII

Que trata de lo que sucedió en la venta a toda la cuadrilla de Don Quijote

Capítulo XXXIII

Donde se cuenta la novela del curioso impertinente

Capítulo XXXIV

Donde se prosigue la novela del curioso impertinente

Capítulo XXXV

Que trata de la brava y descomunal batalla que Don Quijote tuvo con cueros de vino, y se da fin a la novela del curioso impertinente

220px-Honoré_Daumier_017_(Don_Quixote)

Capítulo trigésimo primero

De las sabrosos razonamientos que pasaron entre Don Quijote y Sancho Panza su escudero, con otros sucesos.

Todo esto no me descontenta; prosigue adelante, dijo Don Quijote. Llegaste. ¿Y qué hacía aquella reina de la hermosura? A buen seguro que la hallaste ensartando perlas, o bordando alguna empresa con oro de cañutillo para este su cautivo prisionero. No la hallé, respondió Sancho, sino aechando dos hanegas de trigo en un corral de su casa. Pues haz cuenta, dijo Don Quijote, que los granos de aquel trigo eran granos de perlas tocados de sus manos. Y si miraste, amigo, ¿el trigo era candeal o trechel? No era sino rubión, respondió Sancho. Pues yo te aseguro, dijo Don Quijote, que aechado por sus manos hizo pan candeal sin duda alguna. Pero, pasa adelante. Cuando le diste mi carta, ¿besóla? ¿Púsosela sobre la cabeza? ¿Hizo alguna ceremonia digna de tal carta? O ¿qué hizo? Cuando yo se la iba a dar, respondió Sancho, ella estaba en la fuga del meneo de una buena parte de trigo que tenía en la criba, y díjome: “Poned, amigo, esa carta sobre aquel costal, que no la puedo leer hasta que acabe de acribar todo lo que aquí está.” ¡Discreta señora!, dijo Don Quijote. Eso debió de ser por leella despacio y recrearse con ella.

Adelante, Sancho; y en tanto que estaba en su menester, ¿qué coloquios pasó contigo? ¿Qué te preguntó de mí? Y tú, ¿qué le respondiste? Acaba, cuéntamelo todo, no se te quede en el tintero una mínima. Ella no me preguntó nada, dijo Sancho; mas yo le dije de la manera que vuestra merced por su servicio quedaba haciendo penitencia, desnudo de la cintura arriba, metido entre estas sierras como si fuera salvaje, durmiendo en el suelo, sin comer pan a manteles, ni sin peinarse la barba, llorando y maldiciendo su fortuna. En decir que maldecía mi fortuna, dijiste mal, dijo Don Quijote, porque antes la bendigo y bendeciré todos los días de mi vida, por haberme hecho digno de merecer amar tan alta señora como Dulcinea del Toboso.

Tan alta es, respondió Sancho, que a buena fe que me lleva a mí más de un coto. Pues cómo, Sancho, dijo Don Quijote, ¿haste medido tú con ella? Medíme en esta manera, respondió Sancho, que llegando a ayudar a poner un costal de trigo sobre un jumento, llegamos tan juntos, que eché de ver que me llevaba más de un gran palmo. Pues es verdad, replicó Don Quijote, que no acompaña esa grandeza y la adorna con mil millones de gracias del alma. Pero no me negarás, Sancho, una cosa: cuando llegaste junto a ella, ¿no sentiste un olor sabeo, una fragancia aromática, y un no sé qué de bueno, que yo no acierto a dalle nombre, digo un tuho o tufo, como si estuvieras en la tienda de algún curioso guantero? Lo que sé decir, dijo Sancho, es que sentí un olorcillo algo hombruno, y debía de ser que ella, con el mucho ejercicio estaba sudada y algo correosa. No sería eso, respondió Don Quijote, sino que tú debías de estar romadizado, o te debiste de oler a tí mismo, porque yo sé bien lo que huele aquella rosa entre espinas, aquel lirio del campo, aquel ámbar desleído.

Todo puede ser, respondió Sancho, que muchas veces sale de mí aquel olor que entonces me parecio que salía de su merced de la señora Dulcinea, pero no hay de qué maravillarse, que un diablo se parece a otro. Y bien, prosiguió Don Quijote, he aquí que acabó de limpiar su trigo y de enviallo al molino; ¿qué hizo cuando leyó la carta? La carta, dijo Sancho, no la leyó, porque dijo que no sabía leer ni escribir, antes la rasgó y la hizo menudas piezas, diciendo que no la quería dar a leer a nadie, porque no se supiesen en el lugar sus secretos, y que bastaba lo que yo le había dicho de palabra acerca del amor que vuestra merced le tenía, y de la penitencia extraordinaria que por su causa quedaba haciendo.

Y finalmente, me dijo que dijese a vuestra merced que le besaba las manos, y que allí quedaba con más deseo de verle que de escribirle; y que así le suplicaba y mandaba que, vista la presente, saliese de aquellos matorrales, y se dejase de hacer disparates, y se pusiese luego luego en camino del Toboso, si otra cosa de más importancia no le sucediese, porque tenía gran deseo de ver a vuestra merced. Riose mucho cuando le dije como se llamaba vuestra merced “el Caballero de la Triste Figura”. Preguntéle se había ido allá el vizcaíno de marras; díjome que sí, y que era un hombre muy de bien. También le pregunté por los galeotes; mas díjome que no había visto hasta entonces ninguno. Todo va bien hasta agora, dijo Don Quijote; pero dime, ¿qué joya fue la que te dió al despedirte, por las nuevas que de mí llevaste?… Porque es usada y antigua costumbre entre los caballeros y damas andantes dar a los escuderos, doncellas, o enanos que les llevan nuevas de sus damas a ellos, o a ellas de sus andantes, alguna rica joya en albricias, en agradecimiento de su recado. Bien puede ser así, y yo la tengo por buena usanza; pero eso debía de ser en los tiempos pasados, que ahora solo se debe acostumbrar a dar un pedazo de pan y queso, que esto fue lo que me dió mi señora Dulcinea por las bardas de un corral cuando della me despedí: y aún por más señas, era el queso ovejuno. Es liberal en extremo, dijo Don Quijote; y si no te dio joya de oro, sin duda debió ser porque no la tendría allí a mano para dártela; pero buenas son mangas después de pascua: yo la veré y se satisfará todo.

¿Sabes de qué estoy maravillado Sancho? De que me parece que fuiste y viniste por los aires, pues poco más de tres días has tardado en ir de aquí al Toboso, habiendo de aquí allá más de treinta leguas; por lo cual me doy a entender que aquel sabio nigromante, que tiene cuenta con mis cosas, y es mi amigo, porque por fuerza le hay y le ha de haber, so pena que yo no sería buen caballero andante, digo que este tal te debió de ayudar a caminar sin que tú lo sintieses; que hay sabio destos que coge a un caballero andante durmiendo en su cama, y sin saber cómo o en qué manera, amanece otro día más de mil leguas de donde anocheció. Y si no fuese por esto, no se podrían socorrer en sus peligros los caballeros andantes unos a otros, como se socorren a cada paso, que acaece estar uno peleando en las sierras de Armenia con algún endriago, o con algún fiero vestiglo, o con otro caballero, donde lleva lo peor de la batalla y está ya a punto de muerte, y cuando menos se cate, asoma por acullá encima de una nube, o sobre un carro de fuego, otro caballero amigo suyo, que poco antes se hallaba en Inglaterra, que le favorece y libra de la muerte, y a la noche se halla en su posada cenando muy a su sabor, y suele haber de la una a la otra parte dos o tres mil leguas; y todo esto se hace por industria y sabiduría destos sabios encantadores que tienen cuidado destos valerosos caballeros. Así que, amigo Sancho, no se me hace dificultoso creer que en tan breve tiempo hayas ido y venido desde este lugar al del Toboso, pues como tengo dicho, algún sabio amigo te debió de llevar en volandillas sin que tú lo sintieses. Así sería, dijo Sancho, porque a buena fe que andaba Rocinante como si fuera asno de gitano con azogue en los oídos.

Y cómo se llevaba azogue, dijo Don Quijote, y aún una legión de demonios, que es gente que camina y hace caminar, sin cansarse, todo aquello que se les antoja. Pero dejando esto aparte, ¿qué te parece a ti que debo yo hacer ahora acerca de lo que mi señora me manda que la vaya a ver? Que aunque yo veo que estoy obligado a cumplir su mandamiento, veome tambien imposibilitado del don que he prometido a la princesa que con nosotros viene, y fuérzame la ley de caballería a cumplir mi palabra antes que mi gusto. Por una parte me acosa y fatiga el deseo de ver a mi señora, por otra me incita y llama la prometida fe y la gloria que he de alcanzar en esta empresa; pero lo que pienso hacer, será caminar apriesa y llegar presto donde está este gigante y en llegando le cortaré la cabeza, y pondré a la princesa pacíficamente en su estado, y al punto daré la vuelta a ver a la luz que mis sentidos alumbra; a la cual daré tales disculpas, que ella venga a tener por buena mi tardanza, pues verá que todo redunda en aumento de su gloria y fama, pues cuanta yo he alcanzado, alcanzo y alcanzaré por las armas en esta vida, todo me viene del favor que ella me da, y de ser yo suyo.

¡Ay!, dijo Sancho. ¡Y cómo está vuestra merced lastimado de esos cascos! Pues dígame, señor, ¿piensa vuestra merced caminar este camino en balde, y dejar pasar y perder un tan rico y tan principal casamiento como éste, donde le dan en dote un reino que a buena verdad que he oído decir que tiene más de veinte mil leguas de contorno, y que es abundantísimo de todas las cosas que son necesarias para el sustento de la vida humana, y que es mayor que Portugal y Castilla juntos? Calle, por amor de Dios, y tenga vergüenza de lo que ha dicho, y tome mi consejo, y perdóneme, y cásese luego en el primer lugar que haya cura; y si no ahí está nuestro licenciado que lo hará de perlas. Y advierta que ya tengo edad para dar consejos, y que éste que le doy le viene de molde, que más vale pájaro en mano que buitre volando, porque quien bien tiene y mal escoge, por bien que se enoje no se venga.

Mira, Sancho, respondió Don Quijote, si el consejo que me das de que me case es porque sea luego rey en matando al gigante, y tenga comodo para hacerte mercedes y darte lo prometido, hágote saber que sin casarme podré cumplir tu deseo muy fácilmente, porque yo sacaré de adahala, antes de entrar en la batalla, que saliendo vencedor della, ya que no me case, me han de dar una parte del reino para que la pueda dar a quien yo quisiere; y en dándomela, ¿a quién quieres tú que la dé sino a ti? Eso está claro, respondió Sancho; pero mire vuestra merced que la escoja hacia la marina, porque si no me contentare la vivienda, pueda embarcar mis negros vasallos, y hacer dellos lo que ya he dicho. Y vuestra merced no se cure de ir por agora a ver a mi señora Dulcinea, sino váyase a matar al gigante, y concluyamos este negocio, que por Dios que se me asienta que ha de ser de mucha honra y de mucho provecho.

Dígote, Sancho, dijo Don Quijote, que estás en lo cierto, y que habré de tomar tu consejo en cuanto el ir antes con la princesa que a ver a Dulcinea. Y avísote que no digas nada a nadie, ni a los que con nosotros vienen, de lo que aquí hemos departido y tratado, que pues Dulcinea es tan recatada que no quiere que se sepan sus pensamientos, no será bien que yo ni otro por mí los descubra. Pues si eso es así, dijo Sancho, ¿cómo hace vuestra merced que todos los que vence por su brazo se vayan a presentar ante mi señora Dulcinea, siendo esto firmar de su nombre, que la quierer bien y que es su enamorado? Y siendo forzoso que los que fueren se han de ir a hincar de finojos ante su presencia, y decir que van de parte de vuestra merced a dalle la obediencia, ¿cómo se pueden encubrir los pensamientos de entrambos? ¡Oh, que necio y qué simple que eres!, dijo Don Quijote. ¿Tú no ves, Sancho, que eso redunda en su mayor ensalzamiento? Porque has de saber que en este nuestro estilo de caballería es gran honra tener una dama muchos caballeros andantes que la sirvan, sin que se extiendan más sus pensamientos que a servilla, por ser ella quien es, sin esperar otro premio de sus muchos y buenos deseos, sino que ella se contente de aceptarlos por sus caballeros. Con esa manera de amor, dijo Sancho, he oído yo predicar que se ha de amar a nuestro Señor por sí solo, sin que nos mueva esperanzas de gloria o temor de pena, aunque yo lo querría amar y servir por lo que pudiese. Válate el diablo por villano, dijo Don Quijote, ¡y qué de discreciones dices a las veces! No me parece sino que has estudiado. Pues a fe mía que no se leer, respondió Sancho.

En esto dió voces maese Nicolás que esperasen un poco, que querían detenerse a beber en una fuente que allí estaba. Detúvose Don Quijote con no poco gusto de Sancho, que ya estaba cansado de mentir tanto, y temía no le cogiese su amo a palabras, porque puesto que él sabía que Dulcinea eran una labradora del Toboso, no la había visto en toda su vida. Habíase en este tiempo vestido Cardenio los vestidos que Dorotea traía cuando la hallaron, que aunque no eran muy buenos, hacían mucha ventaja a los que dejaba. Apeáronse junto a la fuente, y con lo que el cura se acomodó en la venta satisfacieron, aunque poco, la mucha hambre que todos traían.

Estando en esto, acertó a pasar por allí un muchacho que iba de camino, el cual, poniendose a mirar con mucha atención a los que en la fuente estaban, de allí a poco arremetió a Don Quijote, y abrazándole por las piernas, comenzó a llorar muy de propósito, diciendo: ¡Ay, señor mío! ¿No me conoce vuestra merced? Pues míreme bien, que yo soy aquel mozo Andrés, que quitó vuestra merced de la encina donde estaba atado.

Reconocióle Don Quijote, y asiéndole por la mano se volvió a los que allí estaban, y dijo: Porque vean vuestras mercedes cuán de importancia es haber caballeros andantes en el mundo, que desfagan los tuertos y agravios que en él viven, sepan vuestras mercedes que los días pasados, pasando yo por un bosque, oí unos gritos y unas voces muy lastimeras, como de persona afligida y menesterosa. Acudí luego, llevado de mi obligación, hacia la parte donde me pareció que las lamentables voces sonaban, y hallé atado a una encina a este muchacho que ahora está delante, de lo que me huelgo en el alma, porque será testigo que no me dejará mentir en nada. Digo que estaba atado a la encina, desnudo del medio cuerpo arriba; y estábale abriendo a azotes con las riendas de una yegua un villano, que después supe que era amo suyo, y así como yo le vi le pregunté la causa de tan atroz vapulamiento. Respondió el zafio que le azotaba porque era su criado, y que ciertos descuidos que tenía nacían más de ladrón que de simple; a lo cual este niño dijo: “Señor, no me azota sino porque le pido mi salario”. El amo replicó no sé qué arengas, y disculpas, las cuales, aunque de mí fueron oídas, no fueron admitidas. En resolución, yo le hice desatar, y tomé juramento al villano de que le llevaría consigo y le pagaría un real sobre otro, y aún sahumados. ¿No es verdad todo esto, hijo Andrés? ¿No notaste con cuánto imperio se lo mandé y con cuánta humildad prometió de hacer todo cuanto yo le impuse y notifiqué y quise? Responde, no te turbes ni dudes en nada, di lo que pasó a estos señores, porque se vea y considere ser del provecho que digo haber caballeros andantes por los caminos.

Todo lo que vuestra merced ha dicho es mucha verdad, respondió el muchacho; pero el fin del negocio sucedió muy al revés de lo que vuestra merced se imagina. ¿Cómo al revés? replicó Don Quijote. ¿Luego no te pago el villano? No sólo no me pagó, respondió el muchacho; así como vuestra merced traspuso el bosque y quedamos solos, me volvió a atar a la mesma encina, y me dió de nuevo tantos azotes, que quedé hecho un San Bartolomé desollado. Y a cada azote que me daba me decía un donaire y chufleta acerca de hacer burla de vuestra merced, que a no sentir yo tanto dolor, me riera de lo que decía. En efecto, él me paró tal, que hasta ahora he estado curándome en un hospital del mal que el mal villano entonces me hizo; de todo lo cual tiene vuestra merced la culpa, porque si se fuera su camino adelante y no viniera donde no le llamaban, ni se entremetiera en negocios ajenos, mi amo se contentara con darme una o dos docenas de azotes, y luego me soltara y pagara cuanto me debía; mas como vuestra merced le deshonró tan sin propósito, y le dijo tantas villanías, encendiósele la cólera, y como no la pudo vengar en vuestra merced, cuando se vio solo descargó sobre mí el nublado, de modo que me parece que no seré más hombre en toda mi vida.

El daño estuvo, dijo Don Quijote, en irme yo de allí, que no me había de ir hasta dejarte pagado, porque bien debía yo de saber por luengas experiencias que no hay villano que guarde palabra que diere, si él ve que no le está bien guardallas; pero ya te acuerdas, Andrés, que juré que si no te pagaba, que había de ir a buscarle, y que le había de hallar, aunque se escondiese en el vientre de la ballena. Así es verdad, dijo Andrés; pero no aprovechó nada. Ahora verás si aprovecha, dijo Don Quijote. Y diciendo esto, se levantó muy apriesa y mandó a Sancho que enfrenase a Rocinante, que estaba paciendo en tanto que ellos comían.

Preguntóle Dorotea qué era lo que lo que hacer quería. El le respondió que quería ir a buscar al villano y castigalle de tan mal término, y hacer pagado a Andrés hasta el último maravedí, a despecho y pesar de cuantos villanos hubiesen en el mundo. A lo que ella le respondió que advirtiese que no podía, conforme al don prometido, entremeterse en ninguna empresa hasta acabar la suya, y que pues esto sabía él mejor que otro alguno, que sosegase el pecho hasta la vuelta de su reino. Así es verdad, respondió Don Quijote; y es forzoso que Andrés tenga paciencia hasta la vuelta, como vos señora, decís, que yo le torno a jurar y a prometer de nuevo, de no parar hasta hacerle vengado y pagado. No me creo desos juramentos, dijo Andrés; más quisiera tener ahora con qué llegar a Sevilla que todas las venganzas del mundo. Deme, si tiene algo ahí algo que coma y lleve, y quédese con Dios su merced y todos los caballeros andantes, que tan bien andantes sean ellos para consigo como lo han sido para conmigo.

Sacó de su repuesto Sancho un pedazo de pan y otro de queso, y dándoselo al mozo, le dijo: Toma, hermano Andrés, que a todos nos alcanza parte de vuestra desgracia. ¿Pues qué parte os alcanza a vos?, pregunto Andrés. Esta parte de queso y pan que os doy, respondió Sancho, que Dios sabe si me ha de faltar o no; porque os hago saber, amigo, que los escuderos de los caballeros andantes estamos sujetos a mucha hambre y a la mala ventura, y aún a otras cosas que se sienten mejor que se dicen. Andrés asió de su pan y queso, y viendo que nadie le daba otra cosa, abajó su cabeza y tomó el camino en las manos, como suele decirse. Bien es verdad que al partirse dijo a Don Quijote: Por amor de Dios, señor caballero andante, que si otra vez me encontrare, aunque vea que me hacen pedazos, no me socorra ni ayude, sino déjeme con mi desgracia, que no será tanta que no sea mayor la que me vendrá de su ayuda de vuestra merced, a quien Dios maldiga, y a todos cuantos caballeros andantes han nacido en el mundo. Ibase a levantar Don Quijote para castigalle, mas él se puso a correr de modo que ninguno se atrevió a seguillo. Quedó corridísimo Don Quijote del cuento de Andrés, y fue menester que los demás tuviesen mucha cuenta con no reirse, por no acaballe de correr del todo.

< Capítulo XXX    Capítulo XXXII >

Macron y la orquesta del Titanic; por Rosa María Artal.

Buenas noches amables lectoras y lectores revisando las novedades en word press leí un excelente análisis sobre el verdadero significado del triunfo de Macron en Francia. “No han entendido nada” comienza diciéndonos Rosa María Artal en su magnífica publicación…  Con emoción les comparto su magistral artículo cuya lectura facilita la comprensión tan escasa y necesaria en estos días turbulentos del momento actual que vive el planeta, seguro de que les va a gustar y de que van a disfrutar de su lectura les deseo lo mejor de lo mejor con un muy especial afecto.

Atentamente, Jesús Torres Navarro.

 Rosa María Artal

Periodista y escritora. En 2008 terminé una larga carrera en TVE. Como presentadora de informativos mis destinos han sido TVE Aragón -en donde comencé-, TD3 de la Primera en el 83, Informe Semanal y Telediario Internacional. En RNE dirigí el programa de las noches de los sábados Dos en la Madrugada. Y colaboré en el de Andrés Aberasturi, La leyenda continúa con El diario de una mujer alta. He publicado varios libros, de literatura y periodísticos. Destaco entre estos últimos, 11M-14M, onda expansiva y España, ombligo del mundo que salió en noviembre de 2008. En el último año promoví, coordiné y escribí un capítulo de Reacciona, el libro de no ficción español más vendido en 2011, y lo mismo con Actúa, su evolución, publicado el 12 de abril. Así mismo, escribí La energía liberada, con una amplia descripción de la crisis, sus causas y sus soluciones.

http://www.eldiario.es/autores/rosa_maria_artal/

Rosa María Artal: Periodista, escritora, europea, inconformista, tenaz, ciudadana del siglo XXI. Coordinadora de Reacciona, entre otros libros propios. Columnista de eldiario.es Madrid, Spain.

Zona Crítica

eldiario.esMacron y la orquesta del Titanic 

Rosa María Artal  09/05/2017.

Macron quiere "pasar página de los últimos 20 años" en Francia Emmanuel Macron, en una imagen de archivo. EFE.  http://www.eldiario.es/zonacritica/Macron-orquesta-Titanic_6_641895829.html 

https://rosamariaartal.com/2017/05/10/macron-y-la-orquesta-del-titanic/ 

Macron y la orquesta del Titanic

No han entendido nada. El triunfo de Macron en Francia es, sin duda, un alivio. Ningún demócrata cabal facilitaría el acceso al poder del fascismo. Pero los problemas estructurales de nuestra sociedad permanecen y puede agravarse. Tomar a Macron como la última esperanza es peligroso, si fracasa. Marine Le Pen ha logrado para la extrema derecha un récord histórico de votos. Y la abstención no gobierna. El mayor problema puede centrarse en las inamovibles posiciones de los causantes de la crisis.

Como la orquesta del Titanic, continúan tocando aunque el barco se hunde. No por altruismo como aquellos, sino porque se niegan a ver la realidad. “Si era un barco imposible de hundir, si surcaba el mar sin problemas y las fiestas se celebraban cada noche”, se dicen. Aguardando, sin hacer nada, que se achique el agua y todo vuelva a ser como antes. Allí siguen empecinados en permanecer en un mundo que ya no existe. Y no existe por su nefasta labor, por fomentar la injusticia y la desigualdad, a menudo la trampa. Por su soberbia ingobernable.

Habrá que insistir en una obviedad concluyente. En la segunda vuelta de las elecciones se vota entre dos candidatos, los que han quedado, lo que no implica necesariamente el apoyo a todas sus políticas. Una encuesta de IPSOS cifra en un 43% los electores que votaron a Macron por rechazo a Le Pen.  A la candidata ultraderechista le dieron su confianza obreros, personas con ingresos bajos y problemas para llegar a fin de mes, de medio rural y baja instrucción, como detallaba Iñigo Sáenz de Ugarte. Igual que en todos los países en los que la ultraderecha ya está en el poder.

Son los que no cuentan para el sistema. Y en la cuarta cubierta del Titanic siguen sin verlos. O, a lo sumo, pensando que se volatilizarán o que declaraciones incendiarias, editoriales, portadas y  tuits los harán volver al redil. Es muy preocupante el uso del lenguaje político y mediático en España. Insisten en llamar populismo o radicalismo a lo que es fascismo, con una clara intención política local. Termina siendo trabajar por lo que formalmente rechazan.

Como el “populismo” –la demagogia para ser precisos–, no dudan ni en mentir ni en sacar conclusiones basadas en errores. A Macron le han votado más simpatizantes de Mélenchon que de Fillon pero nada cambiará el discurso que creen sirve a sus propósitos. Con enorme torpeza: desconocen ese hartazgo feroz del que ya ni les cree, ni espera nada de ellos. Mientras, el agua inunda la sala de máquinas del Titanic.

Macron sube enteros populares y dudas al aflorar informaciones. De su currículo lo más cierto es su admiración por Maquiavelo, su portentosa habilidad para las relaciones públicas y el saber estar con las personas adecuadas en el momento preciso. Le apoya lo más granado del poder económico y afamados mentores del partido socialista en el pasado. Tuvo la inmensa suerte de que la corrupción desbancara al conservador Fillon como favorito. “Macron ha demostrado poseer todas las cualidades y todos los recursos, desde los más brillantes a los más turbios”, relata Enric González, periodista de absoluta solvencia, en El Mundo.

Candidato de diseño, preparado e inteligente, puede que sepa también moverse en las altas cumbres de su nuevo cometido y termine redundando en algún beneficio para los ciudadanos, aunque no es lo más probable. Por delante, varios escollos de entidad. Las legislativas son entre el 11 y el 18 de este junio. Macron, sin partido, busca aún candidatos, que no le faltarán de cuantos se apresuran a correr en socorro del triunfador. El movimiento que fundó, ahora llamado La République en Marche, cuenta ya con grandes expectativas de voto pero no con mayoría, lo que le complicaría la gestión.

Macron dispone de muy poco tiempo inicial para demostrar su eficacia. Lo hará por decretosde ley urgentes. Varios para moralizar la vida pública y una nueva Ley del Trabajo, más agresiva que aquella que levantó a los franceses en huelgas y manifestaciones. Prácticamente silenciadas en los medios españoles, por cierto. Ya se perdieron empleos con la anterior y con las liberalizaciones varias de su etapa de ministro. A Hollande y Valls les costó caro. Otra de las prioridades del nuevo presidente de Francia es recortar el presupuesto social. Lo que llaman “gasto”. Francia le dedica el 57% de las cuentas del Estado, la cifra más alta de Europa junto con Finlandia. La media es 47%. España, por cierto, se ha quedado en un 42%.

De imparable triunfo del centro liberal, nada. Pero hoy todos quieren ser Macron. Hasta en Latinoamerica se reparten parecidos entre los líderes. En España, Ciudadanos se siente el hermano natural del nuevo presidente de la República francesa pese a las diferencias que les separan. Y olvida la inocencia perdida que le conferían algunos, con su apoyo incondicional a Rajoy y al PP de todas las corrupciones.

Manuel Valls, expresidente socialista francés, se ha ofrecido a entrar en la formación de Macron, al  grito de “El Partido Socialista ha muerto”. Con su inestimable ayuda. Hace una semana se publicó que Macron ofertaba un puesto a su antiguo jefe de gabinete. No es el único que pasará a las filas del ganador. Macron lanza un torpedo preciso a un partido muy dañado. Como el conservador. La corrupción de Fillon y Sarkozy le ha pasado factura. Una gran diferencia con España. En el barco que zozobra insisten en ignorar la pérdida de apoyos electorales. Y el agua ya corre por los pasillos y camarotes. Allí y aquí. Algunos, como Valls, eso sí, han salido nadando a toda prisa.

El candidato de Europa, la UE reforzada, dicen. Si la austeridad y los recortes han puesto entredicho la dirección de Bruselas, más austeridad y más recortes ¿la salvarán? Altamente improbable, más aún, sería paradójico. Pero Macron sí tiene ideas para reformar la UE. Retoma la vieja aspiración progresista de recortar los privilegios de los que disfruta Alemania desde los inicios. Insiste en los “eurobonos” para evitar los abusos con la deuda que lastran a los países del sur. Merkel ya dijo en su día que tal cosa no sucedería mientras ella viviera. Alemania pues rechaza las pretensiones de Macron. Está por ver el desarrollo.

Intenciones espurias al margen, asusta la frivolidad y falta de criterio con las que se están abordando los problemas de la sociedad global. Los partidos tradicionales se encuentran en un momento crítico, tras su fracaso. Por sus errores en buena medida. Persistir en ellos, los agrava. La facilidad con la que se engañan a sí mismos alcanza al punto de creer en efectos que se desvanecen en contacto con los hechos. Como el que iba a catapultar a la socialdemocracia alemana de la mano de Schulz.  No ha sido así. 

Todo el tiempo ningunean a las víctimas de sus políticas. Siguen ahí. Engrosando su número. Con sus trabajos precarios. Con su abandono. Proclamas y editoriales no les darán de comer, ni estimularán su optimismo.

La orquesta sigue tocando con el agua al cuello, con los músicos aguardando a ver si se evapora. De momento los ciudadanos miran, algunos toman fotos y selfies. Los hay que aplauden al final de las piezas si lo manda el regidor del estudio en la sociedad del espectáculo. Los mayores agredidos por las políticas de la desigualdad ya convierten sus señales en gritos. Un escenario trágico que se impone cambiar, por supervivencia. Urge tocar un himno a alegría, con efectividad y en suelo firme.

*Publicado en eldiario.es 09/05/2017 –

http://www.eldiario.es/zonacritica/Macron-orquesta-Titanic_6_641895829.html